Las empresas deben tener controlados todos los aspectos relacionados con el pago de sus compras y el cobro de sus ventas, especialmente en momentos de crisis como el actual. Aquello que caracteriza esta crisis económica es la falta de confianza en términos de liquidez, debido a las restricciones al crédito. De ahí que sea fundamental el cálculo del Periodo Medio de Maduración, es decir, el tiempo en el que se tarda, de media en una empresa, a cobrar por las ventas efectuadas, desde el momento en que se paga por las compras que han posibilitado dichas ventas.

Los subperiodos del Periodo Medio de Maduración

Las empresas productivas necesitan abastecerse de materias primeras. Estas primeras materias tardan un tiempo en ser abastecidas por los proveedores, y están unos días en el almacén hasta ser utilizadas en el proceso de producción. Éste es el primer subperiodo: el Periodo de Abastecimiento (PA).

El segundo periodo es el tiempo que se tarda en producir un producto determinado, llamado Periodo de Fabricación (PF). El tercer periodo es el periodo en que un producto, ya terminado, tarda en venderse, llamado Periodo de Venta (PV). Existe un cuarto periodo que es el tiempo en que se tarda en cobrar la venta realizada, Periodo de Cobro( PC). Finalmente hay que tener presente que las empresas no pagan sus compras en el momento de realizarlas, por lo que también existe un Periodo de Pago (PP).

El Periodo Medio de Maduración en una empresa productiva

El Periodo Medio de Maduración (PMM) surge de la siguiente fórmula sencilla:

PMM = PA + PF + PV + PC – PP

Es decir, el Periodo Medio de Producción (PMM) es el intervalo de tiempo medio entre que una empresa paga a sus proveedores por las compras efectuadas, hasta que cobra por las ventas realizadas.

El Periodo Medio de Maduración en una empresa comercial

Una empresa comercial tiene tiempos diferentes a los de las empresas productivas, de ahí, que, al no producir, su periodo de abastecimiento, y su periodo de venta coincidan, y no tiene periodo de fabricación. De ahí que su fórmula sea la siguiente:

PMM = PV + PC – PP

Así, puede llegar a suceder que si una empresa comercial tarda en pagar a sus proveedores, y cobre rápidamente de sus clientes, dicha empresa tenga un Periodo Medio de Maduración negativo; así esta empresa primero compra a sus proveedores, luego vende a sus clientes, cobra de sus clientes, y finalmente paga a sus proveedores. Así, puede utilizar el dinero cobrado de sus clientes para financiar sus compras.

Relación del Periodo Medio de Maduración con el Fondo de Maniobra

El Fondo de Maniobra definido como la parte del Activo Corriente que financia el Pasivo Corriente, en realidad, lo que hace es financiar las compras antes de cobrar por las ventas realizadas, de ahí que cuanto mayor sea el Periodo Medio de Maduración, mayor deberá ser el Fondo de Maniobra, ya que, mayor será la necesidad de disponer de un fondo de financiación interno de la empresa.

Por el contrario, si una empresa tiene un Periodo Medio de Maduración negativo (normalmente esto puede suceder con algunas empresas comerciales) puede permitirse el lujo de tener un Fondo de Maniobra Negativo, sin que esto sea un síntoma de peligro financiero para la empresa.