El mes de noviembre ha arrojado un nuevo aumento del paro en todas las Comunidades Autónomas, con la excepción de Madrid. Todos los sectores, salvo agricultura, se han visto afectados, en especial los servicios. Asimismo, se ha desplomado el número de afiliados a la Seguridad Social, lo que agrava su precaria situación económica.

Hombres y menores de 25 años

La tasa de paro ha subido más en el colectivo menor de 25 años, en concreto un 2%, lo que supone 9455 personas, frente al 1,3% para los mayores de esa edad. En cuanto a la distribución por sexos, ha aumentado más el masculino, con 31610 hombres respecto al mes de octubre, que el femenino (27926 mujeres). De esta manera, finalizado noviembre, el número total de varones en paro es de 2179563, mientras que el de desempleadas es de 2240899.

Otro colectivo muy afectado es el de los inmigrantes, que ha visto un aumento del 1,6% respecto a octubre, con 9664 personas. El número total de inmigrantes desempleados es de 625429, de los que un 3,1% lo han sido este año.

El sector terciario, el más perjudicado

El sector servicios ha sido protagonista del mayor incremento de desempleados en noviembre, con 78788 personas, un aumento mensual del 1,9% y que representa el 82% del total de nuevos parados este mes. Otros sectores que han registrado un aumento de desempleados son la construcción (5769) y la industria (3389). Por último, las personas sin empleo anterior han supuesto 4161 parados nuevos. Por contra, el sector agrícola ha visto un incremento de la ocupación con 2571 nuevos puestos de trabajo.

Galicia y Madrid, polos opuestos

El paro ha aumentado en todas las Autonomías, salvo la madrileña, donde el desempleo ha disminuido en 4013 personas. Por contra, Galicia, Baleares y Andalucía han arrojado la mayor destrucción de empleo, con 11274, 10396 y 8315 parados nuevos.

Por provincias, lideran esta triste lista Málaga y Tenerife, que han destruido, respectivamente, 5557 y 4566 puestos de trabajo. El desempleo ha bajado en ocho provincias, lideradas por Madrid, Jaén y Córdoba.

El descenso de la contratación indefinida

Otro parámetro desfavorable es el número de contratos indefinidos firmados. Los servicios públicos han registrado un total de 1217830 nuevos contratos, un 3,15% menos que el año pasado. De ellos, sólo el 6,7% son indefinidos, es decir, 83919.

Los contratos formativos han sido 8631 y el resto son contratos temporales de diversa índole, un 30,19% por obra y servicio y un 26,16% eventuales.

La afiliación a la Seguridad Social retrocede

Según los datos de la Tesorería General de la Seguridad Social el número de afiliados es de 17248530 personas, lo que supone una tasa interanual negativa del 2,07%, de los que 12979216 corresponden al Régimen General.

En noviembre, 111782 personas han dejado de estar afiliadas a la Seguridad Social, de las que 108826 corresponden al Régimen General y el resto son Autónomos, que acumulan una pérdida anual de 32377 afiliados y una tasa interanual negativa del 1,04%. Los restantes regímenes de afiliación han registrado un aumento del número de afiliados, con 9985 ocupados en el último año.

La afiliación disminuye este mes en todas las Comunidades Autónomas salvo la Comunidad Valenciana (0,51%), Madrid (0,30%), Murcia (0,23%), Melilla (0,45%) y Ceuta (3,05%). Si se toman datos interanuales, los descensos más acusados se han producido en Castilla- La Mancha(4,91%), Galicia (3,13%) y Asturias (2,98%).

Por sectores, disminuyeron en términos mensuales Hostelería, con más de 70000 personas, Construcción (21793) y Servicios Generales (10099), mientras que en Educación subió cerca de 24000 personas. La variación interanual muestra, en cambio, un mayor descenso en la Construcción, seguida de la Industria manufacturera, Administración Pública y Comercio.

En cuanto a los grupos de población, el descenso de la tasa interanual de afiliados es de 2,07% para los varones y 0,64% para las mujeres. Los afiliados extranjeros han disminuido en 34065 trabajadores.

La tasa de paro, desbocada

El desempleo en España no tiene visos de frenar y, según los datos aportados por el Ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, ya son 4420462 personas, de las que 310168, un 7,55%, corresponden al último año.

En noviembre han perdido su empleo un total de 59536 trabajadores, lo que representa más de 2000 al día. Es el tercer peor mes desde 1996, por detrás del 2008 (171243 personas) y 2009 (60593 desempleados) y duplica la del 2010 (24318 parados).

Si se tiene en cuenta que tales cifras no incluyen a los desempleados que realizan cursos de formación ni los demandantes con disponibilidad limitada o demanda de empleo específica, que suponen aproximadamente 600000 parados más, se explica lo crítico de la situación. Es necesario aplicar las reformas que procedan con urgencia sobre la economía española, para disminuir el paro, un drama para los miles de familias quye ya no tienen ingreso alguno.