En México, al mismo tiempo que los medios de comunicación han vivido ajustes en materia de entregas informativas al consignar en sus coberturas enfrentamientos y ejecuciones entre bandas del crimen organizado, este grupo de poder, se infiere, puede valerse de otros elementos que le brindan ante la población un punto de ventaja en materia de control social, frente a la cobertura de la prensa nacional.

Las redes sociales, como puente del crimen organizado con regiones del país

En algunas regiones de México, se asegura que twitter y facebook son empleadas por bandas del crimen organizado para difundir mensajes sobre eventos violentos y ordenan “toques de queda” a la población, con el fin de evitarle daños colaterales.

Sobre esto último, la red facebook informa en marzo de 2010: Toque de queda, 21:00 horas... pégalo y publícalo. No salgas después”. El estado de Tamaulipas, ubicado en el noreste de México vivió, por la difusión de mensajes similares, varias semanas de inestabilidad en familias, escuelas y comercios.

Denise Maerker, periodista mexicana, escribía su experiencia, en una visita realizada a familiares en la ciudad de Tampico, Tamaulipas: “No podemos ir a recibirlos al aeropuerto: hay toque de queda, en el vuelo traté de compartir mi preocupación —soy de Tampico— aclaraba para invitarlos a cierta apertura, pero no se pudo. El miedo y la desconfianza eran evidentes”.

Las redes sociales, ¿órganos de difusión del crimen organizado?

Para el Dr. Gabriel Pérez Salazar, Secretario Académico del Programa de Posgrado en Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y especialista de las Redes Sociales, tomando como cierta la hipótesis del uso de estas(redes) por carteles de la droga, “suponemos que emplean estos sistemas para difundir advertencias hacia sus adversarios (incluyendo al Estado), y con esto dar lugar a episodios de rumores e incertidumbre que deben ser observados con mucho cuidado”.

En todo caso, -agrega el Dr. Pérez Salazar- “estas herramientas para administrar redes sociales, son parte de un complejo sistema que los ciudadanos tenemos para hacernos de información de nuestro entorno, y para actuar en consecuencia. Se trata de una situación que debe ser analizada en toda su complejidad”, comenta para suite101.net.

La incertidumbre social del narcotráfico, difundida a través de twitter y facebook

Otras entidades como Nuevo León y Morelos, han sido también motivo para que bandas del crimen organizado informen a través de twitter y facebook, la estrategia que seguirán en su llamado “ajuste de cuentas.”

El temor provocado por mensajes difundidos a través de redes sociales, vació las calles de Cuernavaca en el inicio del fin de semana”, refiere un diario regional de Cuernavaca, Morelos.

Agrega el rotativo que uno de los mensajes difundía: “Aviso CPS (Cartel del Pacífico Sur). A toda la ciudadanía de Morelos, se les avisa que el día viernes 16 de abril se dará el toque de queda. Esto significa que a partir de las 20:00 hrs. se les recomienda no salir porque estaremos en operativo”.

Al respecto, Pérez Salazar comenta que suponiendo el origen de esa información fuera el crimen organizado, “el contenido de estos mensajes (identificados como “narcospam”), hace referencia a asuntos que pueden fortalecer el clima de inseguridad presente en muchas regiones, como de hecho ha sucedido”.

El clima de inseguridad es reforzado, no sólo en mensajes del narcotráfico a través de redes sociales, sino de eventos que muestran, incluso, decapitados en plena vía pública de Cuernavaca.

Estos mensajes-comenta Pérez Salazar- “tuvieron un efecto social porque se han presentado acompañados de acciones concretas del crimen organizado, a la par de información que circula por muchos otros medios (de comunicación masiva) así como de la experiencia de primera mano de muchos usuarios. En las Ciencias Sociales estamos en la era de la complejidad, donde no hay respuestas fáciles ni directas, sino visiones sistémicas integrales de los fenómenos sociales”.

La ausencia de información oficial, favorece el control del narcotráfico, a través de redes sociales

Para el Dr. Pérez Salazar, las redes sociales y su influencia en sectores de población se fortalecen a partir de la ausencia de una respuesta oportuna por fuentes oficiales. En el caso concreto de Cuernavaca, Morelos -refiere el especialista- “no hubo ninguna respuesta oficial; tanto el gobierno de Morelos como las autoridades locales mantuvieron silencio absoluto. Si no hay otras fuentes más que éstas, o si las fuentes oficiales perdieron credibilidad, el vacío informativo es cubierto con lo que esté al alcance de los usuarios, difundiendo rumores, por este medio y por otros (mensajes sms, teléfono, entre otros)”.

Algunos proponen regular el uso de las redes sociales para evitar el rumor proveniente del narcotráfico. Sin embargo, el especialista considera que la clave está “en la difusión oficial de información verídica y oportuna. Es necesario que el Estado actúe de manera inmediata para desmentir mensajes sin fundamento”, concluye.