Exposiciones, conferencias, jornadas, actividades, incluso celebraciones de cumpleaños son algunas de las opciones que ofrece este museo comprometido con la divulgación científica. Adultos, jóvenes, niños, mayores, profesores, estudiantes, científicos, aficionados… tienen en CosmoCaixa Madrid una cita con la ciencia.

Museo CosmoCaixa Madrid: Ciencia divertida

Ubicado en el municipio madrileño de Alcobendas, CosmoCaixa Madrid está a punto de cumplir 10 años. En este tiempo, este museo ha conseguido que muchas personas, especialmente los más jóvenes, destierren la idea de que la ciencia es algo complicado, ajeno y aburrido.

Su mayor éxito reside en su filosofía, basada en la participación y experimentación del visitante con los conceptos científicos que se pretenden transmitir. Para Alejandro Fernández, director de CosmoCaixa Madrid, “la palabra es interactividad, hacer de la ciencia algo cercano, dinámico y muy divertido”.

Basta una visita a esta casa de la ciencia para comprobar que, lejos del concepto de museo tradicional (se mira, pero no se toca), CosmoCaixa es un museo en el que el visitante emplea todos sus sentidos, participa, juega, aprende y, sobre todo, se divierte.

Algunos datos sobre CosmoCaixa Madrid

  • Desde que abrió sus puertas al público en abril de 2000, ha ido incrementando el número de visitantes, hasta alcanzar las 300.000 visitas al año actuales, de las cuales un 40% son de grupos de escolares.
  • Sus instalaciones ocupan unos 11.000 m2, de los que más de 7.000 son de exposiciones permanentes y temporales.
  • Hay una sala de exposición permanente dedicada a la ciencia básica, con módulos interactivos divididos por zonas como física, mecánica, química, geología, evolución, etc.
  • También hay una planta de exposiciones temporales, con dos exposiciones que cambian anualmente.
  • Cuenta con un planetario digital y un auditorio con capacidad para 180 personas.
  • Además hay una tienda, cafetería, jardín con un ágora para espectáculos, etc.

CosmoCaixa Madrid: mucho más que exposiciones

Sin duda, uno de los grandes atractivos de CosmoCaixa son las exposiciones, tanto permanentes como temporales. Algunas de ellas son verdaderos espectáculos museográficos en los que se ha empleado un enorme caudal de ingenio, con el fin de mostrar las más variadas temáticas científicas.

En palabras del director de este museo, “CosmoCaixa pretende crear para el visitante una experiencia de conocimiento, una experiencia de contacto e integración y una experiencia de información”.

Además de las exposiciones, hay una gran cantidad de actividades que hacen de este museo un centro vivo:

  • Ciclos de conferencias, jornadas temáticas, encuentros de profesorado o las “Tardes del Museo” (charlas impartidas por los mejores especialistas sobre un tema científico muy novedoso), tratan periódicamente temas de interés científico.
  • Los fines de semana son de más bullicio en el museo. Es entonces cuando tienen lugar las representaciones de teatro científico o el aula abierta “Descubre”, en la que se trata un tema para vivirlo en directo, por ejemplo “las serpientes”, “las setas” o “los robots”.
  • También hay competiciones como la Cosmobot o la Lego League, en la que varios equipos compiten con sus robots, o realizando construcciones con piezas de lego. Y una vez al trimestre se organizan observaciones astronómicas gratuitas.
  • En verano se organizan fiestas científicas y durante el mes de julio hay Escuelas de Verano. En Navidad también hay un programa especial de actividades.

Un museo de ciencia para los más pequeños

Para que crezcan las vocaciones y el interés por la ciencia, hay que empezar por los más pequeños y esto es algo que en CosmoCaixa tienen muy claro. Por eso, la oferta para los niños y niñas es amplia. Además, se fomenta su autonomía, ya que muchas actividades las realizan sin el acompañamiento de los padres, tan sólo bajo la supervisión de monitores y educadores:

  • El aula Explora, en la que se realizan actividades relacionadas con los cinco sentidos.
  • El Clik de los niños, en el que se trabajan los primeros principios de la ciencia: el equilibrio, el magnetismo, el Principio de Arquímedes…
  • Planetario Burbuja, en el que se inician en la astronomía.
  • ¡Toca, toca!, en donde pueden descubrir aspectos de la naturaleza y los animales, tocando tortugas, serpientes, insectos, plantas, etc.
  • 4 aulas en las que se realizan diversos talleres para escolares de secundaria y primaria (talleres de frío, calor, tecnología, etc.).
  • Cumpleaños científicos, en los que los chavales pueden hacer la celebración de su cumpleaños disfrutando de la ciencia.

CosmoCaixa Madrid: mirando hacia el futuro

CosmoCaixa es hoy uno de los 10 centros culturales más visitados de Madrid (tras gigantes como El Prado, Thyssen o Reina Sofía). “Eso teniendo en cuenta que el mercado de divulgación científica es mucho más restringido que el mercado cultural de arte y humanidades” comenta orgulloso Alejandro Fernández. Aún así, ahora mismo se estudian varios proyectos con la intención de mejorar la oferta del museo, como un invernadero y un mariposario, así como comenzar a ofrecer actividades para niños de 2 a 3 años.