El petróleo es importante por muchos motivos; en primer lugar es la base de la economía mundial debido a que es el energético que más se utiliza a nivel mundial. Según datos de la CIA (Central Intelligence Agency), diariamente se consumen 84.57 millones de barriles diarios (mbd) y la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) coincide con estas cifras. El petróleo se utiliza para todo.

Por otro lado el petróleo tiene un componente político muy importante y forma parte de lo que Michael T. Klare llama recursos estratégicos junto con el agua, la madera y las piedras preciosas. Sin embargo, el petróleo es el más estratégico de los recursos debido a su carácter de ser la base de la economía mundial y que ningún otro recurso estratégico comparte, ni siquiera el agua, aunque el agua es la base de algo mucho más amplio como lo es la biosfera.

Componente base de la economía mundial

Todo aquello que se produce en la economía mundial tiene petróleo dentro de alguna parte de su proceso de producción. Si usted piensa en un lápiz o en una computadora, una camisa o un edificio encontrará que aunque el elemento principal del lápiz es el grafito, probablemente se utilizó algún derivado del petróleo para pintarlo y seguramente para llevarlo al usuario final. Lo mismo las computadoras, que aunque tienen en el litio (concentrado en el Salar de Uyuni, en Bolivia y elemento base para baterías de alto rendimiento de celulares y computadoras.) y el silicio a su componente principal, el recubrimiento de las computadoras es plástico, derivado del petróleo, que además es un recurso no renovable.

Suministro

Para pode entender más como se obtienen esos 84 mbd debemos saber quién posee el petróleo. Según datos de la CIA (the world factbook 2009) los países con las principales reservas del mundo son: Arabia Saudita, Canadá, Irán, Irak y Kuwait. En conjunto estas naciones poseen 861 mil millones de barriles en forma de reservas. Sin embargo, no todas las reservas son iguales, y probablemente la CIA, por cuestiones geopolíticas nos quiere engañar, colocando a Canadá en el segundo lugar.

Según los expertos existen 3 tipos de reservas: Las probadas, las probables y las posibles. Las únicas que realmente cuentan son las probadas, es decir aquellas que pueden ser extraídas con la tecnología actual al nivel de precios existentes, las probables son aquellas que se sabe que existen pero que su extracción puede no ser rentable debido a su localización geográfica. Las posibles son aquellas que por medio de avanzados instrumentos geológicos, se cree que puedan existir en un lugar determinado.

Caso Canadiense

Esto viene a colación debido a que Canadá pasó a ocupar el segundo lugar de reservas mundiales al conocerse que la provincia de Alberta, poseía inmensas cantidades de petróleo bituminoso (tar sands) y su equivalente en barriles propició el re-posicionamiento canadiense. Sin embargo, es urgente hacer notar, que no es lo mismo, el petróleo existente en medio oriente tan ligero y fácil de obtener que prácticamente hay que dar una patada en el suelo para obtenerlo (Paul Roberts, El fin del petróleo, 2004) que el petróleo en forma de arena, el cual en opinión de Matthew Simmons “su producción equivale a transformar el plomo en oro” (Alfredo Jalife, La desnacionalización de Pemex, 2009)

El petróleo no convencional de ninguna manera puede equipararse con el fluido viscoso y negro que llamamos petróleo, y por alguna razón, la CIA catapultó a Canadá hasta el segundo lugar de las reservas mundiales, siendo que a otros países que poseen la misma o mayor cantidad de petróleo no convencional no reciben este trato estadístico preferencial, como Venezuela, que posee una variedad llamada en ese país como lodo bituminoso.

Estimaciones Futuras

Según las proyecciones de la Agencia Internacional de Energía (AIE) para el año 2030 el mundo consumirá entre 120 y 130 (mbd), sin embargo aunque es probable que Arabia Saudita, Irán, Irak y Kuwait puedan aumentar su producción diaria que de forma conjunta alcanza los 18.9 mbd (CIA, 2009) difícilmente veremos que Canadá pueda superar los 3.4 mbd que produce actualmente, debido a que su producción de petróleo convencional ya superó su punto máximo y actualmente se encuentra en declive, y también a qué la producción de petróleo bituminoso requiere, entre otras cosas, de una excesiva cantidad de agua y petróleo convencional, y para complicar aún más las cosas, despide inmensas cantidades de dióxido de carbono (CO2) por lo que su producción no será tan fácil en un mundo donde el cambio climático comienza a ser un tema cada vez más urgente.