En noviembre de 1945, cuando comenzaron los juicios de Nuremberg contra los criminales de guerra nazis, Adolf Eichmann decidió que era hora de desaparecer.

La fuga de Eichmann

A principios de 1950, entró en contacto con una organización clandestina de veteranos de guerra, que le ayudó a llegar a Italia, donde un sacerdote franciscano -consciente de su verdadera identidad, y con conexiones con el alto clero vaticano- le ayudó a escapar con un pasaporte de refugiado, emitido por el Comité Internacional de la Cruz Roja, y un visado argentino, ambos documentos a nombre de "Ricardo Klement". El 15 de julio de 1950 embarcó rumbo a Argentina.

La nueva vida del “refugiado” Ricardo Klement

Eichmann trabajaba como operario en la fábrica de Mercedes Benz cerca de Buenos Aires, donde pasaba desapercibido, y llevaba una nueva vida muy placentera. Mientras tanto, servicios secretos de distintos países, lo buscaban de forma persistente en países como Siria e Irak. Parecía que se le había tragado la tierra; nadie sabía nada de él.

Adolf Eichmann es localizado. Diversas teorías

Durante años no hubo ningún indicio acerca de su localización. Pero a finales de la década de los años 50, el Ministro de Relaciones Exteriores de Israel, recibe una inquietante llamada telefónica, que advertía de que Eichmann estaba vivo, y que vivía en Argentina. Hay varias teorías de cómo el Mossad israelí localizó la pista que le llevaría posteriormente a capturar a Eichmann.

Captura de Eichmann: El judío ciego

En esos años, un judío ciego acompañado de su hija, tuvo un encuentro fortuito con un hombre que decía ser holandés, en una terraza de Buenos Aires. De repente, al oír su voz, y oler su perfume, un escalofrío recorrió todo su cuerpo. Cuando se alejaron, el ciego le dijo a su hija: “Este hombre no es quien dice ser, nunca olvidaré ese olor y esa voz. Ese hombre fue quien me hizo esta marca en el brazo; ese hombre es Adolf Eichmann (…)”. El judío alertó a Israel, que mandó un comando a verificar esa pista.

Secuestro de Eichmann: su hijo Nicolás

Otra teoría de cómo Israel dio con Eichmann, indica que su identidad fue revelada gracias a un descuido de su hijo Nicolás, el cual, salía con una joven argentina de origen judío. En una discusión de pareja, Nicolás se jactó de los “logros” de su padre, lamentándose que los nazis no hubieran “terminado el trabajo”.

Esta teoría, en cierto modo, poco creíble, se une a un sinfín de hipótesis acerca de la responsabilidad del “descubrimiento de Eichmann” de su hijo Nicolás. La controversia continúa en la actualidad; al menos doce personas afirman ser responsables de la pista definitiva, incluso el famoso caza Nazis, Simón Wisenthal.

Comienza la caza de Eichmann. Isser Arel

El hecho es que pronto la noticia llegó a oídos del jefe del Mossad, Isser Harel, que pidió el permiso del primer ministro israelí, David Ben Gurion, para comenzar la caza. La información inicial condujo a los agentes del Mossad a seguir discretamente la pista del llamado Ricardo Klement. Verificaron que, efectivamente era holandés; incluso amigos de la familia dijeron que la familia de Klement, se estableció en Argentina antes de empezar la guerra.

Su rostro envejecido, tampoco era una evidencia definitiva, ya que apenas se parecía a las fotos existentes del criminal de guerra nazi. La tapadera era perfecta, su identidad parecía estar fuera de toda duda, pero un buen día, los agentes del Mossad, siguieron a Klement como de costumbre. Llevaba un ramo de flores, que entregó a su mujer nada más abrir la puerta de su casa.

Más tarde, los oficiales escucharon sonidos de fiesta y celebración en el domicilio. Ese día era el 21 de marzo 1960. Los agentes se percataron que ese día, coincidía con el aniversario de boda de Adolf Eichmann.

Operación Garibaldi

Isser Harel, director del Mossad, no tenía la certeza absoluta de que ese hombre fuera Eichmann, pero valía la pena comprobar si todos los indicios eran, o no, una mera coincidencia. Decidió mandar un equipo de "nokmin" (Vengadores) del Mossad.

El plan consistía en aprovechar las celebraciones del 150 aniversario de la independencia de la Argentina, cuando los representantes de países de todo el mundo estuvieran presentes, y así, infiltrar agentes en el país sin levantar sospechas.

Los hombres y las mujeres que participan en la llamada Operación Garibaldi (llamada así por la calle donde tenía Eichmann su residencia), llegaron en vuelos distintos, de diferentes orígenes, y se establecieron en distintos lugares de Buenos Aires.

Israel. Juicio contra Adolf Eichmann

La tarde del 11 de mayo, Peter Malkin, agente del Mossad con más de diez años de experiencia, experto luchador de Krav Maga, y cinturón negro, hace una visita al llamado Ricardo Klement. El agente, víctima también del holocausto nazi, ya que había perdido una hermana y tres sobrinos, se abalanzo sobre él, lo inmovilizó, y con la ayuda de otro agente, le metieron en un coche, que lo llevó a la guarida del Mossad en la capital argentina.

En los diez días siguientes, Eichmann fue interrogado, por el especialista en interrogatorios del Mossad. Finalmente, Ricardo Klement reconoce que es Adolf Eichmann, e indica su número de identificación de las SS.

Sin levantar sospechas, los agentes del Mossad abandonan Argentina con Eichmann, en un vuelo regular con destino a Israel de la compañía aérea El Al. El general nazi fue juzgado y condenado a morir en la horca, el 1 de junio de 1962. Su cuerpo fue incinerado y sus cenizas fueron arrojadas al Mediterráneo, fuera de los límites territoriales de Israel.