Con 30 goles la pasada temporada, el máximo realizador de la Premier League, estaba ansioso por cambiar de aires y fichar por un club con mayores aspiraciones deportivas. El Manchester United ha confirmado esta tarde que ha llegado un acuerdo con el Arsenal para el fichaje de Robin van Persie.

A cambio de 22 millones de libras (unos 28 millones de euros) a expensas de que el delantero holandés pase la revisión médica, por lo que concluye la prolongada incertidumbre sobre el futuro del jugador desde que anunció que no pensaba renovar su contrato con los 'gunners' que finalizaba en junio de 2014.

"El Manchester United está encantado de anunciar que ha alcanzado un acuerdo con el Arsenal para el traspaso de Robin van Persie. El trato está sujeto a la revisión médica y a un acuerdo con el jugador", ha informado el club entrenador por Alex Ferguson a través de un breve comunicado. El United, que perdió el título de liga en el suspiro final del último partido del campeonato precisamente contra su vecino el Manchester City (con un gol de Sergio ‘Kun’ Agüero), ha apostado fuerte por reforzar una delantera en la que Wayne Rooney, Welbeck y el mejicano Javier ‘Chicharito’ Hernández son las estrellas.

Acto seguido, el Arsenal también confirmó la marcha a los 'red devils' de su capitán, que ya había anunciado su intención de no renovar el contrato que le unía hasta junio de 2013. "Lo he estado pensando largo y tendido, pero he decidido no renovar mi contrato", comunicó el internacional holandés el mes pasado.

Un icono de los Gunners

El delantero holandés, de 29 años, llegó al Arsenal en 2004 procedente del Feyernood y el año pasado consiguió ser el máximo goleador de la Premier League con 30 goles. La sequía de títulos y la propuesta de Ferguson le han convencido para dar el salto al United, donde formará una dupla temible con la estrella de los Pross Wayne Rooney.

Antes del inicio de la pasada campaña Van persie ya estuvo en la agenda de otros grandes equipos como el Barcelona y el Real Madrid. Pero en ambos casos las prioridades de los equipos españoles fueron otras. El Barça de Pep Guardiola apostó por el falso ‘9’, y por entonces compañero de Van Persie, Cesc Fábregas y el club de José Mourinho acabó por dar por cerrada su nómina de delanteros centros con Karim Benzema y Gonzalo Higuaín.

Lo curioso de este fichaje es que resulta más económico que el que el Madrid está apunto de cerrar con el mediapunta Luka Modric. El croata podría salirle al club madrileño por 32 millones más 8 en variables (por títulos y partidos disputados). Nadie duda de que Modric sea un buen jugador, pero su precio comparado con el máximo goleador de la Premier, parece desorbitado. El tiempo lo dirá.