Según la Convención sobre los Derechos Humanos de las Naciones Unidas podemos definir el maltrato infantil como: "Toda violencia, perjuicio o abuso físico o mental, así como cualquier descuido o trato negligente, malos tratos o explotación, producido mientras el niño se encuentre bajo la custodia de sus padres o de cualquiera otra persona que lo tenga a su cargo".

Maltrato infantil

El maltrato infantil será, por tanto, toda conducta que, por acción u omisión, produzca daño físico y/o psíquico en una persona menor de 18 años, afectando el desarrollo de su personalidad. Es importante estacar que se tratará, además, de una conducta intencional y reiterada.

Otra característica importante a tener en cuenta respecto de este concepto es que ha de producirse necesariamente en el "ámbito familiar", aunque, por la reforma del artículo 173.2 del Código Penal de 1995, se extiende este concepto también a centros públicos y privados.

Síndrome de Münchhausen

El Síndrome de Münchhausen es un trastorno psiquiátrico que se caracteriza por inventar y fingir dolencias (o incluso provocárselas a sí mismo, mediante la ingesta de medicamentos o mediante autolesiones) para llamar la atención de los médicos o familiares, y ser tratado como un enfermo. Forma parte de los Trastornos Facticios en las clasificaciones psiquiátricas internacionales.

Síndrome de Münchhausen por poderes

Una variable del mismo es el Síndrome de Münchhausen por poderes (o de la infancia), por el cual un adulto provoca o hace fingir las enfermedades sobre un niño que está bajo su control, frecuentemente hijos o sobrinos.

Se refiere a aquellos casos en que, por ejemplo, madres hacen enfermar a sus hijos para ejercer un control total sobre los mismos. Se puede definir este síndrome como la descripción de hechos falsos o provocación de síntomas de enfermedad por parte de los padres o personas al cuidado del menor con el único fin de crear un proceso de diagnóstico y atención médica continuado.

Fases del síndrome de Münchhausen por poderes

El Síndrome de Münchhausen por poderes se manifiesta en cuatro fases:

- Primera fase: aparición de signos o síntomas producidos o alegados por algún miembro de la familia del menor.

- Segunda fase: sometimiento del menor a las pruebas tendentes a obtener un diagnóstico.

- Tercera fase: supuesto desconocimiento por parte del perpetrador de la causa de la supuesta enfermedad del menor.

- Cuarta fase: desaparición de los síntomas en el momento en que el niño es separado del sujeto que lo ha perpetrado.

Indicadores del maltrato infantil

Los supuestos más típicos de este tipo de maltrato pueden ir desde síntomas inventados a falsificación de muestras biológicas o administración de fármacos al menor. Frecuentemente, estos hechos afectan a los niños menores de 5 años, sin que existan diferencias notables a considerar en relación al sexo del menor.

Los síntomas físicos más frecuentes son el dolor abdominal, la pérdida descontrolada de peso, vómitos y diarreas repetidas, fiebre, lesiones cutáneas, ampollas, e incluso alucinaciones.

Todo ello genera que el niño sufra frecuentes ingresos hospitalarios, y sea sometido a gran cantidad de exámenes, que en la mayoría de los casos claramente no son capaces de aclarar el diagnóstico.

Lo más llamativo es que generalmente el cuadro clínico de estos menores mejora notoriamente cuando se ingresa en el hospital. Ello es precisamente porque el ingreso en el centro médico obliga al menor a estar más separado de la madre, por lo que las conductas realizadas por ésta para el empeoramiento del menor cesan, cesando por tanto el generador de los daños causados, y observandose la mejoría.

Protección de la infancia en España

Cabe mencionar en este punto la Federación de Asociaciones para la Prevención del Maltrato Infantil (FAPMI) como una entidad sin ánimo de lucro que lucha por la defensa de los derechos de los menores y por la protección de la infancia y la adolescencia.

El Servicio de Orientación e Información a la Ciudadanía sobre Maltrato Infantil es un recurso de la Federación de Asociaciones para la Prevención del Maltrato Infantil destinado al contacto y a la resolución de consultas de los ciudadanos por un equipo profesional en todo aquello relacionado con el maltrato infantil y la protección de la infancia.