El Real Madrid gana al FC Barcelona el partido de vuelta de la final de la Supercopa del fútbol español, y logra un primer título de la temporada considerado la semana pasada por su entrenador, José Mourinho, como el “menos importante” y en momentos en que era necesario ganar para revertir el mal comienzo blanco en la Liga BBVA 2012-2013.

El Madrid-Barça: los goles e incidencias importantes del partido

Mateu Lahoz, réferi del partido, dio el pitido inicial del encuentro a las 22.30 h en un estadio Santiago Bernabéu completamente lleno, siendo desde entonces evidente un total dominio de los locales que se tradujo en los dos y definitivos goles anotados por Higuaín y Ronaldo, a los 10’ y 18’, respectivamente.

El Barça, que en los primeros cinco minutos del partido jugó casi de igual de igual con los blancos, estuvo desde entonces casi desaparecido hasta el minuto 36, cuando Iniesta materializa la primera llegada azulgrana a la portería de Casillas. La segunda sería un gran disparo de tiro libre de Messi, tras una falta de Xabi a Xavi, que termina a los 44’ en el gol que, a la postre, sería el único del Barcelona y el último del encuentro.

La Supercopa de hoy fue la cuarta final en disputa en el Bernabeu

El Real Madrid y el FC Barcelona de hoy fue el segundo Clásico del recientemente iniciado período futbolístico, la tercera vez que el equipo merengue se jugaba ante el Barsa el título de la Supercopa ente su hinchada en el Bernabeu, y la cuarta ocasión que los grandes rivales del fútbol español disputaban un título en dicho recinto, con un balance previo de dos partidos a favor de los locales y de uno para los visitantes, que el partido de hoy aumentó en uno para los del Madrid.

Mou suma un título más como DT y Vilanova tendrá que esperar

José Mourinho, en sus doce años como entrenador, tiene desde ahora 13 títulos ganados entrenando al Oporto, al Chelsea, al Inter de Milán y al Real Madrid, y ha logrado, además, la denominada triple corona del fútbol español, tras ganar antes la Liga en su segunda temporada en España y la Copa del Rey en la primera.

Tita Vilanova, entre tanto, tendrá que esperar para empezar a escribir su propia historia de éxitos, como la dejada por su predecesor en el cargo, Pep Guardiola. En momentos en que su equipo anda, con todo, mucho mejor que los de Mourinho tras el comienzo en la Liga vigente con cinco puntos por encima de su clásico y eterno rival.