El lenguaje no es inherente al hombre porque desde el nacimiento el acto de caminar se va desarrollando es parte del instinto del hombre caminar y el lenguaje no es así pues si alejamos al hombre de la sociedad el hombre por sí mismo no va a hablar pero sí a caminar, el hablar es una herencia histórica de una sociedad y producto de un hábito; el habla es cultural.

Las sociedades no consisten en participantes sino en relaciones de seres humanos y estas relaciones definen los papeles sociales en una comunidad y es así como una persona haciendo uso del lenguaje llega a ser parte de una comunidad para desempeñar un papel social.

Los niños y el lenguaje

La lengua para un niño es un medio para alcanzar funciones sociales, el niño al aprender su lengua materna va adquiriendo cierto dominio en un número de funciones elementales y así amplia su potencial. Al ir creciendo, el niño amplia su sus funciones, los sonidos que produce el niño emiten un efecto que produce resultados deseados en él.

Las condiciones en las que aprendemos nuestra lengua materna están influidas por nuestra cultura, un niño que se encuentra en México aprenderá español pero el dialecto que aprenderá corresponde a la comunidad donde él se encuentre, la cultura formara parte de los comportamientos del niño y esta a su vez, se ve mediada por la lengua; el niño es socializado en los modelos de conducta mediante el uso del lenguaje. Si el niño se le discrimina por su dialecto a consecuencia de un estigma social (ya que se lo consideraría inferior el dialecto) al niño se le acarrearan problemas que puedan llevar a un fracaso lingüístico.

Los niños crean su lengua a través de la herencia de la lengua materna, cada palabra tendrá su significado, igual que cada símbolo lo tiene pero si el niño cambia de contexto social, el niño aprenderá a discernir en que contextos se utiliza una palabra y en que contextos se utiliza otra palabra. El niño aprenderá a diferenciar cuando usar un registro o un dialecto y cuando usar otro, eso implica que el lenguaje únicamente funcionará cuando el individuo se encuentre en un medio o contexto ya que el lenguaje no se experimenta en aislamiento siempre en relación con un escenario, con algún antecedente o con algunos actos donde de ahí se derivarían distintos significados.

Dependiendo quien participa, que ocurre y que función desempeña el lenguaje son los tipos de registro que se utilizan. El registro se ocupa dependiendo del contexto si alguien no conoce el contexto no entenderá el significado de lo que se esta diciendo por lo tanto complicará las función de la comunicación.

Lenguaje y medio ambiente

La cultura humana no solo proviene del ambiente físico (ambiente refiere a aquellas influencias más allá del poder humano) si pensamos eso estaríamos en un error, las fuerzas sociales son las que transforman los entornos y estas son legadas de generación en generación. El lenguaje es considerado una serie de símbolos que reflejan todo el panorama físico o social en que un grupo humano se encuentra, el lenguaje se encuentra constituido bajo el medio social que son las distintas fuerzas de la sociedad que moldea la vida y el pensamiento de cada individuo como la religión, el arte, las formas de organización política.

La lengua puede ser influida de tres formas: en su vocabulario, en su sistema fonético y en su forma gramatical. El vocabulario de una lengua refleja su medio físico y social, es un inventario de las ideas, ocupaciones e intereses de una sociedad como sucede en la tribu e los indios nootkas (tribu costera) que sus términos son precisos para las especies de animales marinos que habitan en su región. Ahí se demuestra el interés de la gente en ciertos rasgos que caracterizan su vida, porque estos rasgos son determinantes para la cultura y supervivencia de la sociedad ya que si no lo fueran ocuparían un término que cubra todo el conjunto. Cuando una sociedad va avanzando con el paso del tiempo también su acervo cultural avanza junto con su lengua, la cual esta reflejada en el ambiente físico y en el ambiente social en un grado mayor, el vocabulario refleja la complejidad cultural.

El hombre siempre generará léxico en función de sus necesidades, de su relación con el mundo y de sus funciones sociales por esa razón Wittgenstein dice: "El límite de mi lenguaje es el límite de mi mundo".