Patrick Swayze nació en la ciudad estadounidense de Houston, Texas, el 18 de agosto de 1952. Y nos dejó todo un legado de películas y series maravillosas a la temprana edad de 57 años, el 14 de septiembre de 2009, en la ciudad de los Angeles. El actor que enseñó a los adolescentes a bailar con Dirty dancing y a llorar con Ghost, perdió su batalla contra el cáncer de páncreas.

Su nombre real era Patrick Wayne Swayze. Hijo de Patricia Patsy Ivonne Helen, Coreógrafa, instructora de baile y bailarina, y de Jesse Wayne Swayze, redactor de ingeniería. Tenía cuatro hermanos llamados Vicki (1949-1994), Don (1958), Sean (1962) y Bambi.

Patrick desde muy joven destacó por sus aptitudes físicas y por su gran interés en las artes escénicas. No destacó en el Instituto por sus logros académicos sino por sus cualidades atléticas. Debido a sus constantes lesiones en las rodillas tuvo que abandonar sus pretensiones deportivas y se instaló en Nueva York donde estudió ballet en la Harkness Ballet School y en la Joffrey Ballet School, donde se hizo un hueco como bailarín profesional.

En 1975 se casó con la también bailarina y actriz, Lisa Niemi a quien conoció en su adolescencia en las clases de su madre. Fue el gran amor de su vida. No todo fueron momentos felices, pues tras los grandes éxitos de taquilla como “Dirty dancing”, “Ghost” y “le llaman Bodhi”, vivió años de vacas flacas y a ello se le añadieron sus graves problemas con el alcohol y las drogas.

Fue actor y bailarín de gran éxito sobretodo en la década de los 80 y 90.

Donde realmente se dio a conocer fue en la serie de televisión, rodada en 1.985, “Norte y Sur”, basada en la guerra de Secesión de Estados Unidos que contó en su reparto con actores como David Carradine, Lesley-Anne Down, Geny Kelly, Olivia de Havilland, Kirstie Alley, y Elizaberth Taylor.

Sus primeros trabajos importantes

A principios de los años ochenta realizó varios papeles secundarios en series de televisión, esto hizo que Francis Ford Coppola se fijara en él y fuese uno de los elegidos para completar el reparto de “Rebeldes”, junto actores de la importancia de Diane lane, Rob Lowe, Matt Dillon, Tom Cruise y Ralph Macchio. Después llegaron proyectos como “Más allá del valor”, junto a Gene Hackman y Fred Ward.

En 1984 protagonizó la película “Amanecer rojo”, de Jhon Milius, junto a C.Thomas Howell y Chalie Sheen.

Una carrera mucho más consolidada

En 1986 participó en el rodaje de la segunda parte de la serie televisiva “Norte y Sur”, y en ese mismo año actuó en la película de ciencia-ficción “El guerrero del amanecer”, junto con su esposa Lisa Mieni y Arnold Vosloo.

En 1987 rodó “Dirty Dancing”, con la que se hizo mundialmente famoso. En dicha película, él mismo compuso una canción “She’s like the wind”, la cual llegó a ser número dos durante varias semanas seguidas en la lista de sencillos en Estados Unidos y vendió miles de copias alrededor del mundo.

A raíz de su última película se convirtió en uno de los actores más cotizados del panorama cinematográfico y en un sex symbol mundial.

En 1990 marcó otro hito en la historia del cine con un gran boom taquillero con la película “Ghost”, compartiendo reparto con Demi Moore y Whopi Goldberg, y dirigida por Jerry Zucker.

Pasó a un segundo plano

A partir de entonces grabó algunas películas como “Le llamaban Bodhi” “Point Break” o “La ciudad de la Alegría”, “El enemigo público número 1”, “A Wong Foo”, “Black Dog” , y más, pero que no tuvieron tanta trascendencia, lo que le relegó a un segundo plano cinematográfico.

Su último trabajo

Una vez le diagnosticaron el cáncer de páncreas que acabaría con su vida, Swayze, continuó haciendo lo que más le gustaba, la enfermedad no se lo impidió. No le importó estar sometiéndose a un duro tratamiento, él lo que deseaba era seguir rodando. Así lo hizo y protagonizó la serie televisiva “The Best”. La serie tuvo un gran éxito. Intentó rodar la segunda temporada pero los productores decidieron cancelar el proyecto debido al estado de salud de Swayze. La serie se estrenará en España en otoño del 2009.

La enfermedad

Para año nuevo de 2008, Swayze notó que el champagne le ardía en su estómago, además de diversas molestias poco frecuentes. Pocos días después le detectaron la enfermedad, cáncer de páncreas en fase IV (avanzada y con sólo un cinco por ciento de posibilidades de sobrevivir). Se sometió a una operación de emergencia después de que el cáncer se le extendiese y le fue extirpado parte del estomago.

En noviembre de 2008 varios medios comunicaron que a Patrick le quedaban tan sólo cinco semanas de vida, noticia que rápidamente fue desmentida.

En abril de 2009 los médicos le dierón la noticia de que el cáncer se le había extendido al hígado.

Finalmente, el 14 de septiembre de 2009 el actor falleció a los 57 años de edad, rodeado de todos sus seres queridos. Swayze dejó en audio un testimonio de despedida que formará parte de su autobiografía, que próximamente se podrá adquirir en la gran mayoría de países del mundo.

El mundo ha perdido un gran actor pero sobretodo a una gran persona, a un tipo muy familiar al que siempre le gustó pasar grandes ratos junto a sus seres queridos.