El Idealismo Alemán es un movimiento filosófico centrado en Alemania, continuador en cierta medida, del pensamiento de Immanuel Kant, que tendrá una gran influencia en el terreno estético con el Romanticismo, y político con el Nacionalismo del siglo XIX.

Fichte

Johann Gottlieb Fichte (1762-1814) afirma que todo intento filosófico de entender el problema del conocimiento a partir de la experiencia sensible se encuentra con una realidad incognoscible. Por ello, Fichte tratará de encontrar un primer principio que pueda justificar todo el saber. Este principio no puede surgir de la experiencia, y a pesar de todo, tiene que justificarla. La única realidad no es el yo empírico, sino un Yo Absoluto ilimitado. Es la conciencia universal que resume en sí la totalidad del ser y del que se deduce toda realidad y experiencia. La Dialéctica es el método a través del cual se desarrolla el Yo Universal:

  • La Intuición. El Yo se reconoce a sí mismo (tesis).
  • El Yo se reconoce contrapuesto a todo aquello sobre lo que no actúa (antítesis).
  • Explica la delimitación del Yo y no yo (síntesis).

Schelling

Friedrich Schelling (1775-1854) considera que la Historia de la Filosofía se puede reducir a la lucha entre el Dogmatismo y el Idealismo. Para Fichte, la naturaleza es el no yo, para Schelling, la naturaleza es un organismo unitario ordenado por un principio inteligente (Espíritu Absoluto). Schelling recibirá una fuerte influencia de la visión de la naturaleza hecha por Spinoza.

Hegel

Georg Wilhelm Friedrich Hegel (1770-1831) es el autor idealista más importante. Intentará crear una ciencia filosófica construyendo el último de los grandes sistemas filosóficos creados por un solo individuo (posiblemente el más complejo de todos). La razón es esencialmente acción, y, por ello, la Filosofía no consistirá en nada que no sea cuestionarse por la razón. La razón se ha convertido así en el objeto de estudio (además de sujeto que conoce).

La Historia

El ser tiene un proceso de evolución constante, siguiendo el método dialéctico, siendo esta evolución la Historia del Absoluto. La Filosofía es el último estadio de la evolución. Es la razón que se comprende a sí misma. En ella encuentra la autoconciencia, racionalidad y conocimiento plenos. Las diversas filosofías son fases de la filosofía hasta llegar a su momento culminante: La Filosofía de Hegel.

La Filosofía después de Hegel

Después de Hegel, la Filosofía perderá su razón de ser y el Filósofo se convertirá en Historiador de la Filosofía. Hegel es el último de los filósofos sistemáticos, haciendo cierta, en gran medida su última afirmación: "Y después de mí ... El caos". Crearon, a partir de su pensamiento, dos escuelas diferenciadas. La Derecha hegeliana (poco importante y nada innovadora) y la izquierda hegeliana, crítica con la obra de Hegel, pero inspirada en ella, con Ludwig Feuerbach y Karl Marx como máximos exponentes.

El rechazo a la postura hegeliana

El pensamiento de Hegel fue rechazado por algunos de sus propios discípulos, como, por ejemplo, Ludwig Feuerbach.

Señala que el pensamiento de Hegel es un planteamiento teológico panteista, ya que detrás del Absoluto se encuentra la figura de un Dios total, mientras que Feuerbach, que rechaza la existencia de Dios, considera que Dios es un producto del hombre,por lo que, debemos sustituir la Teologia camuflada de Hegel por la Antropología.

El Nacionalismo Alemán

A partir de la obra de Fichte, a lo largo del siglo XIX, fue fraguando la idea de la nación alemana, idea que llegó a su máximo contenido en el movimiento nacionalista que llevó a la unificación alemana en 1871, tras la victoria de Prusia en la guerra francoprusiana. Naturalmente, dicho movimiento filosófico no es ajeno al pensamiento filosófico, y tiene sus orígenes en el movimiento del Idealismo Alemán.