La relación entre grupo sanguíneo y personalidad fue descubierta por investigadores que trabajaban independientemente en Japón, Alemania, Suiza y Francia.

La psicóloga francesa Léone Bourdel, apoyándose en trabajos del inmunólogo austríaco Karl Landsteiner (1868-1943), a partir de los grupos sanguíneos, estableció cuatro perfiles psicológicos distintos: armónico, rítmico, melódico y complejo; los que corresponden a los cuatro temperamentos hipocráticos: melancólico, colérico, flemático y sanguíneo.

Qué son los grupos sanguíneos

Los grupos sanguíneos son una clasificación internacional de los distintos tipos de sangre humana, de acuerdo a la presencia de antígenos en los glóbulos rojos. Los cuatro grupos sanguíneos son: A (sus glóbulos rojos contienen el antígeno A), el B (contiene antígeno B), el AB (con los dos antígenos) y el O (sin ninguno de los dos antígenos).

El llamado factor Rh es una proteína que si está presente en la superficie del glóbulo rojo, el grupo sanguíneo será Rh positivo y si está ausente, será Rh negativo.

El armónico A

El grupo sanguíneo A es el más numeroso en España (46%), y en general en toda Europa occidental. Las personas que tienen este tipo de sangre son por lo general introvertidas, reservadas o incluso inhibidas, pero exuberantes cuando estallan. Le dan mucha importancia a su realización personal; son personas sensibles, creadoras, amantes de la belleza y muy perfeccionistas. Normalmente son de carácter pacífico, pero son hipersensibles, lo que las hace ser muy vulnerables al entorno.

En las relaciones personales son corteses, evitan los conflictos e intentan adivinar los sentimientos de los otros. Son difíciles de mandar; la brusquedad y el acoso las inhiben haciendo que su trabajo sea irregular. Las actividades relacionadas con la investigación y la creación de tipo artístico, literario, científico o técnico son las que mejor se adaptan a su manera de ser.

El rítmico B

Tan solo el 9% de la población española pertenece al grupo sanguíneo B que, sin embargo, predomina en los países asiáticos. Los rítmicos se caracterizan por su independencia, son personas activas, decididas, amantes del movimiento, poco emotivas y muy tradicionales. Son personas que siguen su camino con perseverancia y voluntad y, cuando se proponen algo, no se rinden hasta alcanzar su objetivo.

Su inteligencia es metódica y lógica. Todas las profesiones relacionadas con el mando son las que mejor se adaptan a su manera de ser; pueden ser perfectos militares o jefes de empresa. También pueden hacer trabajos rutinarios porque de todos los grupos es el que menos se desanima con los trabajos monótonos.

El melódico O

Al grupo sanguíneo O le corresponde el temperamento melódico y es también bastante numeroso en España (42%), pero donde más abunda es en el Reino Unido y en los Estados Unidos. Las personas de este grupo son adaptables, abiertas, optimistas y activas. Les encanta establecer relaciones porque las necesitan para su pleno desarrollo. Siempre buscan la conciliación y en la vida saben encontrar el lado más positivo.

Son también oportunistas y nunca dejan escapar las ocasiones favorables. Pueden triunfar como diplomáticos, vendedores, comerciantes, comunicadores o en cualquier trabajo que sea variado y creativo, porque si algo odian es la monotonía.

El complejo AB

Es el grupo menos numeroso de todos, tan solo el 3% de la población española lo tiene, aunque en Europa central y oriental y en Asia el porcentaje sube a sus cotas más altas. Las personas de este grupo tienen un temperamento en el que coexisten a partes iguales el melódico, el armónico y el rítmico, eso las hace ser bastante contradictorias.

Tienen una personalidad compleja e inestable, son caprichosas y muchas veces son víctimas de sus contradicciones. Estas ambivalencias les hacen desear tenerlo todo: son inquietas, atormentadas y pesimistas. El resultado de todo este cóctel es una falta de estabilidad. Les cuesta encontrar su trabajo ideal, les molesta que les den órdenes y se aburren en la monotonía.

En la actualidad, en España, se están realizando investigaciones estadísticas conjuntamente con bancos de sangre de la Cruz Roja española, para saber cuál es el predominio de los grupos sanguíneos, ya que la gran inmigración de estos últimos años, ha producido variables sorprendentes en las estadísticas de los grupos sanguíneos.