El mercado de accesorios para la mesa ofrece una ilimitada variedad de fruteros que sobresalen por su diseño y material. Vidrio, hierro, plástico, madera y fibras naturales son materiales que se imponen en la mesa para darle un toque de elegancia y dinamismo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la elección de esta pieza dependerá también del estilo que destaque en la decoración de la mesa. Pero si de lo que se trata es de contar con accesorios llenos de diseño y estilo las últimas tendencias en estos centros de mesa resaltan los modelos curvos, ondulados, alargados o planos.

La colocación de los fruteros

Aunque por costumbre, moda o necesidad el lugar predilecto para ubicar los fruteros es en el centro de la mesa del comedor, sus virtudes decorativas pueden explotarse en otros espacios, como las barras que conectan las áreas sociales con la cocina, el mesón o la isla de la misma. Sin embargo, no todos los fruteros funcionan en todos los espacios, así que hay que tener en cuenta que si se va a disponer alguno sobre una barra, éste debe ser mediano para que no se convierta en un estorbo visual y colorido para mayor impacto.

No descartar alacenas, estanterías que están en las inmediaciones del comedor e incluso si se dispone de diseños de fruteros acordes con la decoración del salón una buena composición de frutas se convertiría en una pieza decorativa que aportaría colorido a esta estancia.

Fruteros llenos de arte para decorar la mesa

Se aconseja disponer centros de mesa llamativos, por lo que la mejor opción son los fruteros con formas abstractas o figuras geométricas. Las nuevas propuestas también exhiben formas circulares y semicirculares que permiten identificar fácilmente las frutas, así como crear efectos visuales de movimiento gracias al desnivel angular de la pieza. Y aunque en términos generales no existe una pauta única de selección, conviene conservar parámetros estéticos y decorativos como elementos sencillos que impacten por sus características, color y funcionalidad.

Fruteros con un toque natural en la decoración

Si se prefiere decorar ambientes con elementos de la naturaleza y éstos se destacan por tener piezas de madera o fibras naturales, los mejores complementos para la mesa pueden ser los fruteros elaborados con materiales como ratán, mimbre, bambú y guadua (más resistente que el bambú) , que además de ser modelos hechos a mano y con propuestas cada vez más novedosas sus características físicas generan ambientes más cálidos y acogedores. Idóneos en casas rurales y con una decoración rústica.

El cuidado de los fruteros

Sea cual fuere el material escogido para los fruteros, hay que cerciorarse de que posean una base que no raye la superficie. Por ejemplo, no es aconsejable ubicar sobre una mesa de vidrio un frutero de metal, a menos que éste cuente con una base pequeña que evite los rayones. De la misma manera, los fruteros se deben mantener alejados de las inmediaciones de las estufas o sistemas de calefacción ya que la mayoría están elaborados con materiales conductores como el vidrio, el metal o la cerámica, o flameantes como el plástico o la madera.

En el hogar junto con los jarrones, los fruteros se constituyen en centros de mesas destacables en la decoración del comedor y la cocina. Sin embargo, los fruteros sobresalen no sólo por su funcionalidad, sino por sus creativas formas y materiales.