Los problemas más importantes de las sociedades relacionados con las decisiones económicas tienen que ver con qué y para quién producir. La riqueza que poseen las familias y la renta que obtienen les permite comprar en el mercado bienes y servicios. Por ello, la riqueza y la renta individual son los indicadores de para quién se produce.

Con el fin de garantizar que todas las familias y los individuos puedan cubrir determinadas necesidades básicas, el Estado corrige la renta derivada del funcionamiento del mercado, garantizando un salario mínimo, mediante las pensiones o proporcionando sanidad y educación a toda la población.

Renta Nacional

Si las familias aportan capital o trabajo en la producción que llevan a cabo las empresas, éstas retribuyen a las familias con salarios o rentas, que son utilizados para adquirir los bienes o servicios que las propias empresas producen. La producción generada por las empresas, (Producción) el ingreso que reciben los propietarios de los factores productivos y las familias por su trabajo (Renta) y el gasto que hacen las empresas y las familias cuando adquieren los beso y servicios (Gasto) deben coincidir.

Producción Nacional = Renta Nacional = Gasto Nacional

El consumo y el ahorro

A la hora de valorar esta igualdad hay que tener igualmente presente que el Gasto Nacional se divide en consumo y ahorro. El consumo va a parar a las empresas y, en una sociedad como la nuestra donde el ahorro va parar a instituciones bancarias, casi todo el ahorro termina en las empresas en forma de inversión, ya sea directa o a través de los bancos.

Flujo circular de la renta

Las familias ofrecen su trabajo en las empresas recibiendo a cambio dinero en forma de salario. Dinero que posteriormente estas familias dan a las empresas a cambio de bienes o servicios. Esta es la clave para entender el sistema económico actual dentro del sistema de la Economía de Mercado.

Sin embargo, debe entenderse que se trata de una simplificación de la realidad ya que no se ha tenido presente el papel del sector público ni las relaciones económicas con el exterior. Llamamos flujo circular de la renta el conjunto de pagos que hacen las empresas a las familias por el alquiler de los recursos de que disponen (renta, trabajo, tierra ...) y las familias a las empresas para la compra de bienes y servicios.

Flujo real y el flujo monetario

Hay dos tipos de flujos: el flujo real y el flujo monetario. El flujo real representa el aspecto físico: la entrega de productos o servicios a las familias o la realización de un trabajo. El flujo monetario es una corriente de dinero. Es el pago que los consumidores y las empresas efectúan, unas en forma de salario y la otra en forma de pago por bienes o servicios.

La crisis económica

Al bajar el nivel de consumo debido al aumento del ahorro, hace que el flujo monetario haya descendido, por lo que las empresas venden menos, tienen menores beneficios, por lo que algunos trabajadores pierden sus empleos. De ahí que la primera consecuencia de la crisis económica es el desempleo.

En cuanto la tendencia se invierta, el proceso también se invertirá. Así las empresas venderán más productos, por lo que necesitarán un mayor nivel de producción, así necesitarán mayor mano de obra, con lo que aumentará el consumo al aumentar la renta de los individuos, y vuelta a empezar. Esto explica los fenómenos de bola de nieve que hace que la crisis se acentúe con mucha velocidad, pero al mismo tiempo, es lo que hace que la recuperación económica sea también a un ritmo frenético. Lo difícil es invertir la tendencia.