Los orígenes del evolucionismo cultural datan desde mediados hasta finales del siglo XIX, cuyos principales exponentes fueron Lewis Henry Morgan y Edward Burnet Tylor considerados como fundadores de la moderna Antropología. Ambos autores sostienen que las etapas de la evolución avanzan desde el salvajismo, barbarie y civilización.

A partir de la observación de campo y de la descolonización, se abandona por arbitraria la supuesta ineluctabilidad de este esquema. En la actualidad perdura la evidencia de la evolución de las culturas sin jerarquización alguna, interesándose por tanto por los fenómenos de aculturación.

Principales representantes del evolucionismo

En el siglo XIX los estudios sobre las sociedades consideradas primitivas aumentaron. Los datos obtenidos de dichos estudios empíricos se utilizaron para realizar cuadros evolutivos en los que se ubicaban estos tipos de sociedades cazadoras recolectoras en la base de los mismos. Lewis Henry Morgan (1818-1881), y Edward Burnet Tylor (1832-1917), fueron los famosos exponentes del evolucionismo cultural.

Lewis Henry Morgan

Tres aspectos del trabajo de Morgan aún persisten, su descubrimiento del sistema clasificatorio del parentesco, su distinción analítica entre familia y casa, y sus contribuciones a una teoría antropológica mas amplia.

Sociedad Antigua, es uno de los trabajos más importantes e influyente en el pensamiento evolutivo; en el que Morgan expone un esquema evolutivo en la que cada etapa evolutiva se corresponde con ciertos tipos de tecnología y subsistencia. Asi por ejemplo la etapa de Barbarie Media comienza con el desarrollo del arco y la flecha y finaliza con el uso de cacharros. Cada etapa de la evolución no debe solo tener una tecnología específica sino además un tipo de vida sociocultural que corresponda a la tecnología.

Morgan elaboró un esquema caracterizado por siete etapas que se suceden unas a otras. Cada una de ellas cubre una cultura distinta y representa un modo particular de vida.

El período de salvajismo, puede dividirse en tres subperíodos. Estos pueden llamarse respectivamente Antiguo, Medio y último período de salvajismo; y la condición de la sociedad en cada uno se puede distinguir respectivamente como el estado inferior, medio y superior del salvajismo.

Una de las contribuciones más importantes es el estudio del parentesco. Realizó estudios comparativos de los términos empleados para designar las relaciones sociales en diversas sociedades. Morgan suponía que estas terminologías eran producto de las diferentes formas de la familia y de la organización del grupo. Con el tiempo los antropólogos han probado esta visión. Además subrayó la importancia de las reglas de matrimonio y demostró que el matrimonio es un intercambio de mujeres entre los distintos grupos.

Edward Burnet Tylor

El evolucionismo de Tylor es diferente al evolucionismo de Spencer o Morgan. Estos últimos se interesaron por el desarrollo de la organización social y la complejidad ligada a tal desarrollo. Taylor se centra más en problemas relativos a la cultura que a la sociedad, y particularmente en el desarrollo de la religión a través del animismo.

Su argumento principal describe acerca de la evolución de la religión, sobre una base cognitiva en tres etapas básicas: animismo, politeísmo y monoteísmo.

Tylor creía en la similitud básica de todas las mentes humanas, la llamada doctrina de la unidad psíquica de la humanidad. Su teoría evolutiva del animismo no es una teoría racista que” afirma que la gente con religiones más simples tiene mentes más simples; sólo afirma que tienen religiones menos complejas”. Asimismo afirmó que “las sociedades con culturas más avanzadas podían tener rasgos primitivos dentro de su cultura”; denominó a estos rasgos supervivencias. Este concepto clave se basa en la consideración de fenómenos que se originaron en un conjunto de condiciones causales específicas y en una época anterior y sobreviven en una época posterior pero sin las condiciones originarias.

En la obra de Tylor, Cultura Primitiva, se encuentran bastantes ejemplos los cuales demuestran que han pasado de tener un carácter utilitario a desempeñar funciones recreativas o estéticas como ejemplos de supervivencias.

El evolucionismo ha sido la teoría dominante empleada a la hora de explicar la diversidad de las culturas existentes en el mundo, sin embargo coexistió con ella el difusionismo que explicaba las semejanzas y diferencias de las culturas existentes en el mundo.