El estridentismo se incluye dentro de los movimientos vanguardistas que a principios de siglo XX surgieron en diversos países. Además de romper con los conceptos tradicionales de la estética mexicana constituye una rebelión contra el orden social de la época. Surgió en la ciudad de México, tuvo su auge en la ciudad de Xalapa y, aunque de breve duración, logró quebrantar los valores tradicionales vigentes en su época.

Características del estridentismo

Según el investigador Jorge Mojarro Romero, de la Universidad de Salamanca, los estridentistas definían su movimiento como un "gesto", lo cual deriva del dadaísmo europeo, que se había dado a conocer en México a través de las páginas del "Universal Ilustrado" -suplemento del periódico El Universal-, publicación que posteriormente ayudaría a difundir las obras del estridentismo.

Las características del estridentismo se dan a conocer en su primer manifiesto, Actual número 1. Encabezados por el poeta Manuel Maples Arce, los miembros de la vanguardia se definen como radicales, intransigentes y herméticos. Se interesan por el progreso tecnológico y por el cosmopolitismo, de donde, según ellos, surgirá un nuevo vocabulario y una nueva sintaxis.

Con la aparición del segundo manifiesto, publicado en Puebla por Germán List Arzubide, la vanguardia propone sacudir el espíritu de la provincia y atraer a los jóvenes hacia un arte nuevo y revolucionario y pretende, además, acercarse a las masas obreras.

El estridentismo no sólo trata de acabar con los héroes y conceptos arraigados en la historia de México, sino que adopta una actitud de ataque contra los personajes de la vida social y cultural que impiden la renovación.

Desarrollo del movimiento

La primera etapa de la vanguardia estridentista inicia cuando, en julio de 1922, aparece el libro de poemas Andamios interiores. Como consecuencia de esta publicación Manuel Maples Arce y Arqueles Vela entran en contacto y se reúnen en el Café Europa, de la ciudad de México. Arqueles Vela convierte esta negociación en El Café de Nadie, que se convertirá en la sede del movimiento y donde se darán a conocer las obras de la vanguardia.

Luego del nombramiento de Maples Arce como secretario -en el gobierno de Heriberto Jara en Veracruz- el movimiento se traslada Xalapa, ciudad que se convierte en Estridentópolis.

El año de 1926 supone el gran apogeo del estridentismo, gracias al apoyo oficial el movimiento toma fuerza, se publica el primer número de la Revista Horizonte, ilustrada por los pintores Ramón Alva de la Canal y Diego Rivera.

También aparece el Manifiesto número cuatro, publicado por un congreso nacional de estudiantes realizado en Tamaulipas. En este manifiesto los estudiantes del país se adhieren al estridentismo. Esto ocasiona que el movimiento adopte posturas más políticas, indicando una toma de conciencia social.

Representantes del estridentismo

El estridentismo es un movimiento plural cuyas manifestaciones las encontramos en la literatura y en la pintura. Entre los poetas destacan, Manuel Maples Arce, Germán List Arzubide y Salvador Gallardo. En prosa destacaron Arqueles Vela y Xavier Icaza.

Había también pintores, dibujantes y grabadistas que participaban estrechamente en el movimiento, entre ellos destacaron Diego Rivera, Leopoldo Méndez, Germán Cueto, Ramón Alva de la Canal, Jean Charlot y Fermín Revueltas.

En la difusión de la obra estridentista fue muy importante el suplemento cultural "El Universal Ilustrado". El grupo creó las revistas "Irradiador", en la ciudad de México, y "Horizonte", en Xalapa.

La vanguardia estridentista culmina con la publicación del libro El movimiento estridentista, de List Arzubide. Un año después, en 1927, el gobernador Jara es obligado a renunciar por sus ideas socialistas, los miembros del estridentismo se dispersan y ocurre el declive del movimiento. Aunque el proyecto era utópico, generó consecuencias importantes en el arte mexicano, pues despertó el interés por la renovación.