“El Escritor” saldrá en las carteleras españolas sin haber tenido mucha publicidad en los medios españoles. Un thriller de los de antaño dirigido por uno de los maestros del género, que sorprenderá al público por su guión y su actuación.

Las polémicas y los éxitos del “Escritor”

La salida de “El Escritor” está empañada por la polémica del arresto domiciliario en Suiza de su director Roman Polanski por el crimen de violación de una joven de 13 años en 1977. Desde finales del mes de septiembre, el famoso director ha estado arrestado en su casa de Gstaad, lo que le impidió terminar el montaje de su última película, y tuvo que supervisarlo desde la distancia.

Durante los primeros meses del arresto de Polanski los productores temieron que la película quedara inacabada, pero no contaban con los avances tecnológicos de Internet. En febrero de 2010, la película fue presentada en el Festival de Berlín y Polanski recibió el Oso de Plata a la mejor puesta en escena.

Harris adapta a Harris

“El Escritor” está basada en el libro de Robert Harris “El Poder en la sombra.” El mismo Harris se ha ocupado de la adaptación haciendo un guión eficaz y sin mucho artificios que sabe ser escueto e ir a lo esencial de la trama. La fuerza del guión reside en sus personajes, es decir, en la brillante mezcla del cliché del personaje de novela negra con una parte de misterio, y con un toque de crítica ácida hacia el mundo editorial y político.

El personaje de Adam Lang, interpretado por Pierce Brosnan, está directamente inspirado del antiguo Primer Ministro inglés Tony Blair. Harris se explaya en hacer una crítica voraz de su política internacional a través del personaje, haciendo de éste un ser fascinante por su estupidez y frialdad. Esta frialdad será la palabra maestra que dirigirá y controlará a todos los personajes, y que conducirá al espectador a través de una trama clásica pero realmente eficiente y cautivante.

Polanski en forma

Polanski ha vuelto al cine de género después de haber hecho dos películas de época con “El Pianista” (2002) que le valió el óscar de mejor director y “Oliver Twist” (2005). Todo seguidor del cineasta franco-polaco está de enhorabuena porque con “El Escritor”, Polanski vuelve a estar al nivel de “Chinatown” (1974) o de “La semilla del diablo” (1968).

“El Escritor” destaca por el tono personal que el director le ha sabido dar. Una sabia mezcla de suspense con una pizca de humor negro que recuerda a la agudeza de otros metrajes como “Piratas” (1986), o “El baile de los vampiros” (1967). Estos toques de ingenio tienen la facultad de relanzar la trama además de hacer que el espectador se involucre con el personaje de Ewan McGregor.

Además, la puesta en escena de Polanski destaca por su sobriedad y elegancia. Nada de artificios que puedan alejar al espectador de la historia. Lo importante en un film de cine negro es la trama, y Polanski pone todo de su parte para crear suspense a través de unos encuadres estudiados y unos movimientos de cámara precisos.

El casting, actores poco conocidos pero consistentes

Otro de los aspectos en los que destaca esta última cinta de Polanski es su reparto. Un casting en el que no se encuentra a los actores más cotizados, pero si aquellos que saben darle consistencia a sus personajes. El reparto está encabezado por el excelente Ewan McGregor, que interpreta su papel de forma soberbia al darle vida a un personaje tan complejo por su dualidad.

En el resto del casting, que también es excelente, sobresale Pierce Brosnan interpretando al ex Primer Ministro inglés, y asimilándose muchas veces a su personaje de James Bond. Sin embargo, en este largometraje se nota cierta ironía propia del director. En cuanto al casting femenino, éste resulta de lo más sorprendente y agradable, pues encontramos a la ya casi olvidada Olivia Williams (“El Sexto sentido”) que sigue sorprendiendo por su belleza y por su actuación brillante, además de Kim Catrall que deja su papel de Samantha en “Sexo en Nueva York” para demostrar lo buena actriz que puede llegar a ser dirigida por un buen director.

La banda sonora

La música d’Alexandre Desplat, compositor francés muy a la moda en Hollywood al haber firmado las bandas sonoras de “Twilight 2” (2009), “el extraño caso de Benjamín Button” (2008) y de la próxima “Harry Potter”, firma aquí una banda sonora interesante y llena de ingenio que recuerda por momentos a la extraordinaria y clásica banda sonora de “La Novena Puerta” de Wojcieck Kilar.

“El Escritor” es un excelente thriller con un regusto añejo a los films de cine negro de los años 50. Una película bien adaptada con unos interesantísimos personajes que desbordan inteligencia y ironía. Gracias al excelente humor y a la puesta en escena sencilla y original, la presencia de Polanski en la dirección se nota a cada segundo del metraje. “El Escritor” gustará a todos los fans del cine negro y les recordará que este director franco-polaco sigue siendo uno de los mejores en activo.