Desde el mes de julio se registra en la isla de El Hierro un enjambre sísmico que suma ya unos 4.500 microterremotos localizados e imperceptibles, en su mayoría, por la población. Sin embargo, varios cientos no han podido llegar a localizarse, por lo que el número total de seísmos desde que comenzara esta situación podría superar con creces los 5.000.

El IGN aumenta la red sísmica de El Hierro

La crisis sísmica en El Hierro comenzó el día 19 de julio, aunque en esta primera etapa los sismos localizados no fueron muchos. Por esto el Instituto Geográfico Nacional (IGN) desplegó una red de instrumentos por la isla para aumentar la capacidad de localización de estos movimientos sísmicos, una red que se ha visto ampliada de nuevo a mediados de agosto y que ha ayudado a que se lleguen a localizar más de 400 terremotos con epicentro en la isla canaria en un solo día.

El Hierro ha tenido miles de terremotos durante el verano 2011

Así, el aumento en el número de sismógrafos, hasta un total actual de cinco operativos, ha permitido la multiplicación en la localización de seísmos, entre los cuales se cuentan varios de magnitud negativa. Este aumento en la localización ha permitido que el número de terremotos con epicentro conocido se acerque a los 4.500.

La escasa magnitud de los seísmos en la isla y la profundidad a la que se producen (entorno a los 10-12 kilómetros) ha ayudado a que la población tan solo haya sentido un terremoto desde el inicio de la crisis, según los datos recogidos en el IGN.

Detectan anomalías en la deformación horizontal

La mayoría de los demás parámetros que se monitorizan en El Hierro, como la deformación vertical del terreno, la temperatura de este o los gases, permanecen en niveles normales. Una excepción es la de la deformación horizontal, que según el último parte Guayota para esta isla, realizado por el Instituto Volcanológico de Canarias, es de un centímetro durante los últimos 20 a 25 días en las componentes norte-sur y este-oeste.

Esta deformación horizontal se ha detectado en la zona de El Golfo, donde se localizan gran parte de los seísmos, tiene un sentido dirigido hacia el noreste y se ha registrado durante el mes de agosto de 2011, con la crisis sísmica ya en marcha. La magnitud de la deformación ocurrida en estos días en términos anuales es de 12 centímetros al año, lo que significa que si este ritmo de deformación continúa la deformación total en un año acabaría sumando esos 12 centímetros.

La componente vertical de la deformación no ha tenido variaciones significativas y los valores de CO2 y temperatura del subsuelo, aunque por encima del nivel base, no experimentan valores anómalos.

Los enjambres sísmicos son normales en zonas volcánicas

Si bien este tipo de situaciones son normales en áreas volcánicas, en El Hierro no se conocían. El precedente más reciente en las islas Canarias es de 2004, cuando tuvo lugar otra crisis sísmica en la isla de Tenerife. Anteriormente, la falta de instrumentación en las islas puede haber causado la no detección de situaciones similares en el pasado.

Cuál es el origen del enjambre sísmico de El Hierro

El enjambre sísmico de El Hierro puede estar relacionado con una intrusión de magma en las profundidades de la isla, según comentan desde el Instituto Volcanológico de Canarias en las redes sociales. Y es la evolución de este magma la que determinará si habrá algún tipo de erupción o no. Por el momento, los datos no indican que vaya a suceder un ascenso masivo de magma y, por ende, una posterior erupción.

Cabe destacar que en el 90% de los casos estas situaciones no acaban en una erupción volcánica, por lo que la calma debe reinar, no obstante el semáforo volcánico para El Hierro permanece en verde.