Esta extraordinaria planta medicinal, que florece casi todo el año, crece en cualquier parte donde haya un puñado de tierra, así se la puede encontrar además de entre la hierba de los prados, en terrenos eriales y bordes de los caminos.

Alguna variedad de diente de león se cultiva como uso industrial para la obtención del caucho, ya que toda la planta tiene un latex blanco abundante, y el latex contiene caucho.

Al diente de león lo podemos considerar como una farmacia a nuestro alcance, debido a su abundancia, a los muchos beneficios saludables que nos aporta y a que florece casi todo el año.

En euskera, a esta planta se la denomina sorginbelar, que quiere decir hierba de la bruja. En catalán se la conoce como ferraxacó o dent de lleó, y en gallego y portugués se la llama mexacán

La flor de diente de león

La flor del diente de león de un color amarillo-rojizo muy intenso, se encuentra en el extremo del tallo floral que es largo y sin hojas, y se puede recolectar durante casi todo el año.

La planta diente de león, llamada también achicoria amarga, es una planta vivaz de tallo corto, al contrario que su tallo floral que es largo y sin hojas. Esta planta medicinal tiene las hojas largas, estrechas, profundamente dentadas y de un color verde intenso.

El célebre geógrafo Elisée Reclús dijo poéticamente de la flor del diente de león: "Esta flor, que es un sol desviado de una vía láctea, es un mundo de astros después de su floración."

Propiedades medicinales del diente de león

El diente de león, es rico en vitaminas A, B y C, y minerales como el potasio, calcio y hierro, y se le reconocen, entre otras, estas propiedades:

  • Tónicas, antidiabéticas, tónicas amargas, diuréticas, aperitivas, laxantes, descongestivas, estimulantes, depurativas de la sangre, circulatorias, antiescorbúticas, reguladoras de la función intestinal, febrífugas y estomacales.

Para qué sirve el diente de león

Utilizaremos con fines terapéuticos, tanto sus hojas como sus flores, y por supuesto sus raíces, ya que tienen aplicaciones en casos de:

  • Insuficiencia hepática, ictericia, cálculos del higado o del riñón, exceso de colesterol, herpes, eczemas, acné, furunculosis, gota, reuma, estreñimiento, fermentaciones intestinales, hemorroides, varices y demás trastornos circulatorios, escorbuto, anemia, astenia, piorrea, celulitis, obesidad, leucoma de la córnea, pecas y verrugas.
Las hojas se pueden recolectar frescas y durante todo el año, por el contrario si las queremos recolectar para secado es mejor hacerlo en el otoño, porque es la época que más sustancias tienen. En ShopManía, se pueden comprar hojas de diente de león vía Internet.

Y en Biomanantial está a la venta online, extracto de diente de león.

Las raíces, es recomendable arrancarlas entre los meses de octubre a febrero, dejándolas secar una vez de lavadas y troceadas.

Beneficios y usos del diente de león

Nos aprovecharemos de los beneficios saludables, que nos ofrece la planta medicinal diente de león, en usos tanto internos como externos, pudiendo hacer infusiones, ensaladas con sus hojas y flores, y hasta zumo de la planta fresca.

Uso interno:

  • En infusión, herviremos 60 gr. de hojas secas o de raíces, o de ambas a la vez de diente de león, en un litro de agua aproximadamente durante 2 minutos. Podemos tomar 3 tazas al día, con preferencia antes de las comidas.
  • La planta fresca, es una buena manera de aprovecharse de toda su riqueza en vitaminas y minerales; bien en zumo, bien en ensalada.
  • Macerando 2 raíces en 1/2 litro de vino blanco tipo dulce oporto durante 3 días; tomando 2 copitas de este vino en un intervalo de dos horas, es un excelente remedio contra las fiebres.
Uso externo:

  • Para enfermedades de la piel haremos cataplasmas de las hojas y de las flores picaditas.
  • Decocción de tallos, hojas y capullos para aclarar los ojos.
  • Un baño con un puñado de planta fresca por litro de agua, es bueno para la artritis y el zumbido de oidos.
Desde la década de los años cincuenta, en España está autorizado a la venta el café hecho de raíces de la planta medicinal diente de león.

Historia y origen del diente de león

El diente de león se cree procede de Europa que es donde se comercializa en su gran mayoría. Es una planta muy utilizada en la actualidad, ya en el siglo XVII, era recomendada por médicos y botánicos, como estomacal y para curar diarreas.

Las tribus nativas americanas lo han usado habitualmente en su medicina, preparando la raíz para tratar enfermedades renales y estomacales.

Los árabes lo utilizan para tratar enfermedades del hígado y del bazo.

En la medicina tradicional china, lo combinan con otras hierbas para tratar enfermedades hepáticas. Y también lo usan en las infecciones respiratorias, como la bronquitis o la neumonía.

Más información en: Plantas medicinales: usos y propiedades con remedios naturales.

Si le gusta el artículo, puede usar el feedback para compartir en Twtter, Google+1 o Facebook.