El 16 de julio se celebra como todos los años el Día de La Paz, siendo una muy buena excusa para acercarse a la capital de Bolivia. Si aún no la conoce, déjese sorprender por ella, y si ya la conoce, para que celebre con los paceños la fiesta mayor de la ciudad.

Un poco de historia

A principios del siglo XIX, la presencia del imperio español en América tenía sus días contados. Los vientos de cambio se empezaban a sentir en el nuevo mundo, sobre todo después de acontecimientos como la Revolución francesa, la independencia de los Estados Unidos, y localmente, con las revueltas de Tupac Amaru y Tupac Katari, las que empiezan a cuestionar la autoridad monárquica sobre sus dominios americanos. Como consecuencia de lo anterior, hacia 1809 el resentimiento hacia el poder colonial español iba creciendo, por tal motivo, en La Paz empezaban a reunirse en las sombras los primeros conspiradores revolucionarios, quienes buscaban alzarse contra el dominio hispánico.

A principios de julio de 1809 tenían casi todo preparado para dicha insurrección, solo restaba la llegada de los emisarios desde la región de Chuquisaca y así poder dar los últimos retoques a lo que sería una sublevación general de la región de La Paz. Así los patricios unieron fuerza junto a los campesinos e indígenas y llevaron a cabo el levantamiento revolucionario aprovechando la procesión del día de la Virgen del Carmen, el 16 de julio de 1809.

El 16 de Julio en la actualidad

Los hechos de 1809 no han perdido vigencia. Los festejos del 16 de Julio en La Paz, fueron en el 2009, una de las principales celebraciones del bicentenario de la independencia boliviana, una de las primeras en conmemorarse en América Latina. Para este 2010, las celebraciones oficiales partieron con el izamiento de la bandera boliviana en conjunto con una ceremonia cívica en la Plaza Murillo, enfrente de la sede del Gobierno boliviano, El Palacio Quemado. Los festejos oficiales seguirán durante todo el mes, sobre todo el día 16 con un desfile popular y festejos cívico-religiosos, terminando estos el 31 de julio, celebrándose en ese día, el de la Bandera de la Ciudad de La Paz.

Los festejos alternativos

Desde un grupo creado en una conocida red social con base en la web, se están proponiendo otra clase de festejos para celebrar el 16 de Julio. En este caso, se propone llegar al cerro tutelar de La Paz, el monte Illimani. El Illimani, valga la redundancia, es la hermosa montaña de 6.462 metros de altura que está ubicada al oriente de la capital boliviana, el cual puede ser visible desde cualquier punto de la ciudad. Esta majestuosa montaña, se ha convertido en símbolo de la ciudad.

La expedición propuesta por este grupo, consiste en llegar al pueblo de Pinaya, a unas 3 horas de La Paz, cerca del mediodía, ya que el paseo comienza bien temprano a la mañana. Hay que tener en cuenta que pese a estar bastante cerca de la ciudad de La Paz, en Piyana, se pierde la señal de los teléfonos móviles. Desde allí comienza la caminata hacia el campamento base. Este recorrido, si bien es más divertido hacerlo caminando, hay quienes prefieren hacerlo a mula o a caballo, una opción bastante válida, para quien no quiera cargar más con las mochilas. El camino es de aproximado unos 4 kilómetros y se comienza en unos 3.800 metros de altura sobre nivel del mar hasta 4.500, por lo que hay que estar un poco preparado si no se está acostumbrado a los rigores de la altura.