El día de Acción de Gracias es una tradicional celebración cristiana en los Estados Unidos y Canadá, y aunque en la actualidad ha perdido un poco su objetivo original, sus inicios datan desde el año 1623 aproximadamente, cuando en Plymonth Massachusetts el gobernador de la colonia de peregrinos o pioneros "Plymonth Plantation" en Noviembre de ese año, después de recolectar la cosecha, declaró:

"Todos ustedes, peregrinos, con sus esposas e hijos, congréguense en la casa comunal en la colina, para escuchar al pastor, y dar gracias a Dios todo poderoso por todas sus bendiciones".

Años después, en 1795 el primer presidente, George Washington, y partiendo de la base que la Constitución de los Estados Unidos se fundamentó sobre bases bíblicas, escribió su famosa proclamación de acción de gracias, en la cual él dice:

"Es nuestro deber como personas con reverente devoción y agradecimiento, reconocer nuestras obligaciones al Dios todopoderoso, e implorarle que nos siga prosperando y confirmando las muchas bendiciones que de Él experimentamos"

Abraham Lincoln proclama en 1863, el dia nacional de “Acción de Gracias”

Años después, el Presidente Lincoln, el día 3 de Octubre de 1863 proclamó por carta al Congreso, el día nacional de acción de gracias, estipulando que “El último jueves de noviembre de cada año, será desde hoy un día de acción de gracias y adoración a nuestro padre benefactor, quien mora en los cielos”, según sus propias palabras. En dicha proclamación de acción de gracias, el presidente agrega:

“Anunciado en las Sagradas Escrituras y confirmado a través de la historia, que aquellas naciones que tiene al Señor como su Dios, son bendecidas. Pero nosotros nos hemos olvidado de Dios. Nos hemos olvidado de la mano que nos preserva en paz, nos multiplica, enriquece y fortalece.

Vanamente nos hemos imaginado, por medio del engaño de nuestros corazones, que todas éstas bendiciones fueron producidas por alguna sabiduría superior y por nuestra virtuosidad. Me ha parecido apropiado que Dios sea solemne, reverente y agradecidamente reconocido como en un corazón y una voz, por todos los americanos”.

En 1941, fue ratificado oficialmente por el Congreso como una festividad nacional que se celebra hasta nuestros días.

El día de Acción de Gracias en la actualidad

Actualmente esta tradicional fecha marca el inicio de las tradicionales festividades de fin de año en los Estados Unidos. Sin embargo, tal celebración ha perdido un poco su motivación u objetivo inicial, de hacer un alto en el camino y dar gracias a Dios por todo lo recibido durante el año. Hoy es una fecha más comercial.

La vida tan acelerada, las ocupaciones, los problemas, la crisis, el trabajo, las dificultades económicas, y todo lo demás nos han hecho perder nuestro norte, haciéndonos olvidar nuestras prioridades. Hemos perdido la alegría del momento, hemos olvidado disfrutar de la vida y sus pequeñas cosas por estarnos ocupando de lo que haremos mañana.

La preocupación y el estrés, el miedo, la angustia y la desesperación son los sentimientos que llenan nuestra vida y nos hacen olvidar que detrás de todo eso hay muchas cosas maravillosas por las cuales deberíamos estar agradecidos.

No cuentes tus falencias, cuenta tus bendiciones y regalos

El día de acción de gracias debe ser siempre hoy, porque el ayer ya pasó y el mañana no sabemos si vendrá, pero hoy debemos dar gracias por cada cosa que la vida nos ha permitido vivir y disfrutar.

  • ¿Tienes salud? Da gracias, porque miles de personas estarán muriendo de alguna enfermedad hoy.
  • ¿Tienes un techo? Agradece, miles de personas mueren ante las inclemencias del tiempo por no tener un sitio seguro donde pasar la noche.
  • ¿Tienes familia? ¡Qué bendición! Agradece y disfruta pues miles de personas alrededor del mundo no tienen quien las abrace, nadie las espera en casa y sucumben ante la soledad y la tristeza.
  • ¿Tienes trabajo? Agradece pues hoy es eso un lujo. Millones de personas han quedado sin trabajo perdiéndolo todo en los últimos años.
  • ¿Tienes comida? Da gracias. Millones de personas en el mundo mueren de hambre diariamente.
Proverbios 15:13 dice: "El corazón alegre hermosea el rostro; más por el dolor del corazón el espíritu se abate". Un corazón alegre es literalmente un corazón agradecido, un corazón optimista, un corazón que reconoce la grandeza de sus bendiciones. Por difíciles que parezcan las cosas siempre habrá opciones y la primera de ellas es partir de lo que tenemos y agradecer.

Que este día de acción de gracias, sea un día de reflexión, de agradecimiento y de compartir todas nuestras bendiciones con nuestros seres más queridos. ¡Feliz día de Acción de Gracias!