El cártel de la Familia Michoacana anunció a través de un comunicado enviado a medios locales del Estado de Michoacán, su disposición a “replegarse” y “disolverse” si el Gobierno federal, el Ejército mexicano, la policía federal y demás autoridades del Estado mexicano, toman el control de toda la entidad con “firmeza y decisión”.

El origen del cártel de La Familia Michoacana

“La Familia Michoacana, surge en el año 2005, ante la incapacidad de nuestro Gobierno para otorgar seguridad a los ciudadanos, está integrada por hombres y mujeres michoacanos dispuestos a dar la vida por defender a su Estado, seres humanos que con valor y entrega han expulsado de Michoacán a grupos externos que por medio de la violencia y el terror han intentado apoderarse no solo de nuestro Estado, sino de todo el país”, dice el primer párrafo del comunicado.

Y agrega: “somos hombres y mujeres decididos a tener un mejor Michoacán, dispuestos a luchar ante la ineficacia y tibieza de las autoridades para erradicar de nuestro Estado a ladrones, violadores, narcotraficantes y secuestradores”.

Muertes inocentes y violaciones a la sociedad civil en Michoacán (México)

Más adelante en el texto, la Familia asegura que el Gobierno federal ha utilizado de pretexto la existencia de este grupo criminal para violentar los derechos de los ciudadanos y “ha cometido en contra de la sociedad civil innumerables atropellos, han violentado y saqueado domicilios, han asesinado y violado a hombres y mujeres, han inventado figuras antijurídicas… Para llenar las cárceles de gente inocente fabricándoles delitos que jamás han cometido”.

De esta manera, la organización dedicada principalmente al negocio del narcotráfico, afirma que “derivado de estas atrocidades en contra de Michoacanos inocentes, hemos reflexionado sobre lo ocurrido y nos hemos preguntado si la Familia Michoacana debe o no seguir existiendo, si debemos o no seguir garantizando la seguridad de nuestro Estado”.

La organización acepta desaparecer si existe un control del Estado en Michoacán

Este grupo criminal, considerado como el de mayor crecimiento en los últimos años en México, ve la posibilidad de desaparecer si las autoridades garantizan la seguridad del Estado de Michoacán y de toda su población.

“Por tales razones hemos decidido replegarnos y reintegrarnos a nuestras actividades productivas, esto si el gobierno federal y local, la PFP y demás autoridades se comprometen a tomar el control del estado con fortaleza y decisión, con el ímpetu de servir a los ciudadanos de forma honesta (y) de salvaguardar la seguridad de los Michoacanos; si el gobierno acepta este compromiso público y lo cumple La Familia Michoacana se disolverá”, se lee en el comunicado.

La Familia Michoacana dice que solo busca el bienestar de la sociedad

Así, la Familia Michoacana hace saber que su único objetivo es el bienestar de la sociedad y pide que a través de las redes sociales y los medios de comunicación se les haga saber qué opina la población, ya que de eso también dependerá el futuro de la organización criminal.

“Para Finalizar -apunta el comunicado-, a la sociedad les recordamos que nosotros no matamos inocentes y nuestro compromiso con ellos es y seguirá siendo su bienestar… Y por ello, les pedimos que valoren si les servimos o desaparecemos, invitándolos a que nos hagan saber su opinión, ya que para nosotros es importante saber la opinión de todos ustedes”.

La historia de la organización criminal La Familia Michoacana

La Familia Michoacana es una organización criminal que su principal actividad es el narcotráfico, aunque también participa en extorsiones y secuestros. Su origen se remonta a principios de los años ochenta como una célula armada del cártel del Golfo dedicada a cuidar el territorio de Michoacán de la incursión de otros grupos rivales.

El grupo se independizó del cártel del Golfo en 2006 e inició sus actividades bajo la denominación de la Familia Michoacana y de inmediato entra en rivalidad con Los Zetas y los Beltrán Leyva, pero mantiene relaciones con el cártel de Sinaloa y con los Arellano Félix. Sus principales zonas de influencia son Michoacán, Guerrero, Estado de México, Jalisco y es considerado uno de los mayores productores de metanfetaminas del país.

Justicia divina de la organización criminal mexicana

A La Familia Michoacana, muchos especialistas la han denominado como un grupo religioso criminal, que tiene como base ideológica algunos pasajes de la Biblia y que su visión de la violencia, la tortura y los asesinatos la asumen como una especie de “justicia divina”.

La organización criminal fundamenta su existencia en una serie de principios que mezcla temas de autoayuda, mensajes evangélicos y discursos insurgentes. Todo esto ha quedado plasmado en el libro llamado Salvaje de Corazón, escrito por Nazario Moreno González, uno de los jefes de la Familia y una especie de guía espiritual del grupo.

Cabe destacar sus vínculos con el grupo religioso llamado “Nueva Jerusalén”, de donde han salido mucho de los miembros de este grupo criminal y que también basa sus creencias en la idea de la justicia celestial y en la creación de un nuevo mundo.

Proselitismo criminal en México

Además, el grupo de narcotraficantes también hace una especie de “evangelización” al contratar a maestros rurales para que difundan sus principios en colonias populares y con los campesinos pobres del Estado de Michoacán. Se preparan así el camino para que los futuros reclutas ya estén dispuestos a practicar y respetar las reglas ideológicas, espirituales y de conducta del grupo, que entre otros son evitar cualquier adicción a las drogas o al alcohol, mantener la unión familiar y estar dispuestos a luchar por el bien de su pueblo.