El efecto positivo de la directiva es que la música del pasado será protegida por más tiempo, el lado negativo es que nacen nuevos obstáculos contra la libre circulación de las obras musicales, dado que habrá que esperar 20 años más para poder utilizarlas.

Las nuevas reglas del Consejo de la UE

La directiva del Consejo de Europa, firmada ayer, incluye una cláusula que intenta equilibrar la restricción de uso. Obliga a las casas discográficas a una elección: mantener una obra en el comercio o permitir que el artista recupere todos los derechos. El problema es que las obras fuera de catálogo no están disponibles en los negocios, pero los artistas no pueden ofrecerlas al público porque han cedido sus derechos a las casas discográficas.

Quiénes se benefician con la extensión del copyright de la música

La extensión de los derechos de autor a 70 años sirve para proteger a los artistas de más edad. Aquellos que han comenzado a hacer música desde muy jóvenes, corrían el riesgo de encontrarse desprotegidos en los últimos años de su vida, perdiendo el copyright de las primeras obras; que en ciertos casos han sido las de mayor suceso, como ha sucedido con muchos artistas de los años ’60.

La directiva apunta a la protección, quiere evitar que la producción musical se traslade en mayor cantidad a los Estados Unidos, donde el copyright se extiende hasta los 95 años. El copyright a favor de los compositores de música es más que generoso: llega a 70 años después de la muerte de los autores.

Posiciones a favor y en contra por las nuevas normativas referentes al copyright

La industria de la música expresa su alegría, “se trata de un paso fundamental por la tutela de la creatividad europea y, sobre todo, por los artistas que representan la producción europea”, dice Enzo Mazza, presidente de FIMI (Federación de la Industria Musical Italiana).

Existen dudas sobre si la extensión del copyright pueda poner freno a las descargas de música en Internet.

Algunos expertos en derechos de autor, se muestran algo escépticos. Marco Ricolfi, de Nexa (sociedad organizadora de eventos) y el abogado Fulvio Sarzana, concuerdan en que la directiva solo servirá para proteger a los artistas más viejos, cuyas obras están en el mercado desde hace más de 50 años. Para los dos expertos el único efecto es poner más trabas a la difusión de la música, "ya asfixiada por normas obsoletas".

La medida había sido solicitada en los últimos meses con una petición firmada por 40 mil músicos. “No habrá más riesgo de ver nuestra música usada en los spot televisivos sin autorización”, comentó Björn Ulvaeus del grupo Abba. U2 también manifestó su satisfacción.