El interés por los eventos astronómicos va en aumento tras el paso del asteroide 2012 DA14, el desgraciado incidente del meteorito de Rusia y la inesperada visita del 2013 EC. En este caso es una buena noticia la que ocupa las portadas de la prensa científica y los foros de los aficionados a la astronomía: el cometa Pan-Starrs será visible hasta finales de marzo. De hecho, ya lo es desde el hemisferio sur. Se esperaba que apareciese en el cielo australiano a partir del pasado martes, cuando el cometa se encontraba a 150 millones de kilómetros, su punto más cercano a la Tierra. No obstante, ya ha sido divisado y fotografiado antes de la fecha prevista debido a su intenso brillo.

¿Cuándo será visible el cometa Pan-Starrs desde el hemisferio norte?

Los habitantes de la mitad norte del globo terráqueo tendremos que esperar del 8 al 13 de marzo, pero probablemente lo veremos a partir de mañana, puesto que desde el hemisferio sur llegan noticias del avistamiento en regiones situadas cada vez más al norte.

La fecha más indicada para observar el paso del cometa Pan-Starrs en el hemisferio norte será entre los días 10 y 12 de marzo. Se espera que, en su progresivo acercamiento al Sol, el calor del astro evapore el material congelado del cometa. Aparecerán los característicos chorros de polvo y gas que provocan el fenómeno comunmente conocido como la cola de cometa. Las partículas arrojadas al espacio serán iluminadas por la luz solar. Veremos una estela que puede extenderse a través de varios millones de kilómetros. Gracias a este efecto, es probable que el cometa sea visible hasta finales del mes de marzo. Pero, según ABC, podría haber sorpresas: el intenso calor y el tirón gravitacional del Sol podría provocar el colapso del cometa.

Consejos para ver el cometa Pan-Starrs

Lo maravilloso del Pan-Starrs es que nunca antes ha sido visto desde la Tierra, y nunca más lo será. Y es que según ha informado el Observatorio de París, tras su acercamiento al Sol saldrá propulsado fuera del sistema solar para no regresar jamás. 

Otra característica que hace de este evento una ocasión especial es el hecho de que no se precisará de telescopios o prismáticos. Puede contemplarse a simple vista. Sin embargo, para poder disfrutar de este tipo de espectáculos celestes conviene buscar un lugar apartado, a campo abierto, y alejado de las ciudades. La contaminación lumínica disminuye la visibilidad de estos fenómenos llegando, a menudo, a eclipsarlos por completo. El cometa Pan-Starrs aparecerá en el Oeste y el mejor momento del día para verlo será hacia el ocaso.

2013 promete ser un buen año para los que disfrutan observando fenómenos excepcionales en el firmamento. En noviembre llegará ISON, un cometa que ha generado muchas expectativas. Se espera que sea tan brillante que algunos ya se refieren a él como "el cometa del siglo".