En la campaña de rebajas de invierno, que se extiende entre enero y febrero de 2011, la Confederación Española de Comercio (CEC) confía en facturar alrededor de 4.000 millones de euros, lo que supondría aumentar entre un 2% y un 6% su recaudación con respecto a 2010, y serviría para compensar las bajas ventas obtenidas en Navidad.

Sin embargo, estas no son las previsiones que realizan para las rebajas de 2011, las asociaciones y federaciones de consumidores, quienes estiman que debido a la merma del poder adquisitivo de los españoles, a causa de la crisis, no serán tantos los que acudan a ellas.

Los españoles gastarán un 10,5% menos en las rebajas de 2011

Así la Federación de Usuarios-Consumidores Independientes (FUCI), espera que en este ejercicio cada español se gaste una media de 85 euros, lo que significaría un 10,5 % menos que en 2010. Además ello supondría el cuarto retroceso consecutivo en el gasto realizado por las familias durante las rebajas de invierno, observado por esta Federación, en su encuesta anual.

Y esto, pese al gran esfuerzo que en este período realizan los comerciantes, que ofrecen grandes descuentos, que en algunos casos llegan a alcanzar hasta el 50% y el 70 % sobre su precio.

Los comerciantes españoles esperan mejorar sus balances

La Confederación Española del Comercio (CEC) abriga la esperanza de aumentar en la campaña de rebajas 2011, su facturación en 4.000 millones de euros, como declaraba en enero a la prensa, su secretario general, Miguel Ángel Fraile.

Esta Confederación, que representa a 64 federaciones de comerciantes, donde están agrupadas 1.500 organizaciones territoriales y sectoriales que representan a 450.000 pequeños y medianos comercios, estima que el consumo medio por persona se acercará a los 100 euros en ropa, calzado y complementos.

En cuando al consumo en otros sectores como electrónica o equipamiento para el hogar, esperan que alcancen hasta los 200 euros por consumidor.

Grandes descuentos en las rebajas de invierno 2011

Muchos comercios que ofrecieron en la campaña navideña un amplio stock de productos, pero que no alcanzaron las ventas previstas, ofrecen en estas rebajas, descuentos de hasta el 70% especialmente en prendas de moda, aunque lo normal es que sus ofertas se sitúen entre el 40 y el 50%.

Por ello, Miguel Ángel Fraile espera que tras la retracción del consumo durante la campaña navideña, el consumidor se lance a adquirir aquellos productos que ahora el comercio le ofrece a unos precios muy competitivos.

Y es que, según afirma el secretario de CEC, en esta ocasión, muchos comercios no ofrecerán unas segundas rebajas, ya que han realizado un gran esfuerzo al inicio de campaña.

Las grandes empresas de distribución realizan importantes descuentos

Por su parte, la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED), que engloba a diecisiete grandes empresas distribuidores del sector alimentario, textil, electrodomésticos, muebles, bricolaje o juguetes, considera "muy positivo" el inicio de estas rebajas, que creen serán mucho mejores que las del año pasado.

Algunas sociedades de ANGED, que agrupa a empresas distribuidoras tan importantes como Carrefour, Alcampo, El Corte Inglés, Hipercor o Eroski, han iniciado este período con " descuentos muy importantes", que en algunos casos alcanzan hasta el 70%, en más de tres millones de productos.

Las asociaciones de consumidores prevén un descenso de las ventas

Sin embargo, la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI) espera que la campaña de rebajas para 2011 sea mucho más conservadora en cuanto al número de ventas, frente a la elevada esperanza que mantienen los comercios de realizar una buena facturación.

La FUCI calcula que en estas rebajas, pese a las grandes ofertas de los comerciantes, cada español se gastará de media 85 euros, lo que equivaldría a un 10,5% menos que en 2010, y asegura que tan sólo uno de cada dos españoles acudirá a las rebajas.

Si estas previsiones se materializan, esto significaría el cuatro retroceso consecutivo del gasto en productos durante las rebajas de invierno, tendencia que esta asociación espera que se mantenga en todas las comunidades autónomas.

El gasto en Madrid en rebajas se elevará a 96 euros por persona

La FUCI cree que Madrid, con un gasto medio por persona de 96 euros y Cataluña con 95 euros, serán las comunidades que realizarán un mayor gasto en esta temporada de rebajas, mientras que Canarias y Galicia con un gasto medio inferior a 80 euros, serán las que gastarán menos.

Y es que esta asociación considera que en época de crisis la gente se retrae en su consumo.

Las federaciones de consumidores piden a los clientes que estén alerta

Las asociaciones de consumidores alertan, como cada año, de que en rebajas lo que se baja es el precio, pero no la calidad de los productos ofertados, así como tampoco los derechos de los consumidores.

Por eso, la Unión de Consumidores de España (UCE) pide a los consumidores que estén alerta para que no traten de pasarle saldos (productos con taras) por productos rebajados.

Y es que la legislación dispone, que en rebajas, los productos están sujetos a las mismas condiciones de compra que durante el resto del año. Es decir, que los clientes pueden exigir sus derechos de cambio o devolución de productos, así como poder pagar con tarjetas de crédito, como si no se tratara de época de rebajas.

Facua advierte del peligro de la publicidad engañosa en las rebajas de 2011

La organización FACUA-Consumidores en Acción alerta también sobre la publicidad engañosa, sobre todo aquella en la que algunos comercios inflan el precio de partida, para que los descuentos parezcan mayores.

Por su parte la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) reclama que se modifique la legislación sobre rebajas, para que los comercios puedan decidir cuándo realizan sus descuentos, que ahora es de un máximo de dos meses y un mínimo de una semana.

Los derechos de los consumidores en rebajas

Al finalizar la campaña de rebajas 2011 se verá cómo se ha presentado. Lo que hay que tener en cuenta es que el cliente debe adquirir aquello que necesita, pues en rebajas seguro que lo encontrará a mejor precio, pero sin bajar la guardia en cuanto a la exigencia en su calidad y en sus derechos.