Con la Navidad sube nuestro apetito, pero también pueden hacerlo nuestros niveles de colesterol, el cual puede llegar a taponar nuestras arterias sin percatarnos siquiera de ello, dando lugar a problemas cardiovasculares. Este problema, hoy día, no se digiere de un bocado, dado que más de la mitad de la población mayor de 35 años tiene el colesterol alto, aún sin saberlo.

De hecho, en el canal salud de Mapfre podemos leer que, según la OMS (Organización mundial de la Salud) las enfermedades cardiovasculares (hipertensión arterial, enfermedad cardíaca,..) son la primera causa de muerte en adultos. Además, hay que tener en cuenta que los hombres, en general, tienen un riesgo mayor que las mujeres de sufrir un evento cardiovascular. Los estrógenos de la mujer protegen frente a enfermedades del corazón. Cuando el nivel de estrógenos disminuye con la menopausia el riesgo se iguala en ambos sexos

Qué es el colesterol y su tipología

Hablamos de una sustancia serosa, fabricada por el hígado, con la que el cuerpo protege los nervios, forma tejidos celulares y produce ciertas hormonas. Puede provenir directamente de la comida y un exceso de este se puede traducir en un infarto por un bloqueo de la arteria que suministra sangre a los músculos del corazón o en una embolia (derrame) por un bloqueo de la arteria que suministra sangre al cerebro.

El colesterol transita por nuestra sangre en diferentes conjuntos llamados lipoproteínas. Las malas de la película son las de baja densidad (LDL), que liberan colesterol en el cuerpo, mientras que las de alta densidad (HDL) remueven el colesterol del torrente sanguíneo.

Cómo reducir el colesterol

La acumulación de colesterol en las arterias se denomina placa y su efecto arterioesclerosis. Si queremos evitarlo debemos ser constantes en una dieta rica en verduras, frutas, carnes magras, pescado azul, frutos secos, legumbres y lácteos bajos en grasas. A estos ingredientes hay que añadir ejercicio y beber mucha agua para hidratar y limpiar toxinas. Si cumplimos, nuestro perfil de lípidos tendrá indicadores en descenso.

Alimentos que sirven para reducir el colesterol son: las espinacas, sandía, melón, alcachofa, perejil, arroz, cebada, brócoli, pomelo o espárragos. También son muy recomendables dos copas de vino diarias.

Entre los remedios naturales para reducir el colesterol, al parecer, es recomendable tomar un diente de ajo cortado por la mitad en ayunas o una manzana. Además, según se nos cuenta en nuticion.pro, el kiwi es la mejor fruta para reducir el colesterol alto.

Recetas sin colesterol

Existen varias recetas para que esta Navidad la salud sea un comensal más en nuestra mesa. Un ejemplo son las croquetas de berenjenas que podemos encontrar en cocina.org o el timbal de remolacha y atún que se nos describe en abajarcolesterol.

También podemos encontrar un completo menú compuesto por un risotto con pollo y vegetales, un asado especial y una gelatina con natillas y fresas de postre, así como muchas más recetas saludables en micomercioelectronico.

Que aproveche.