Una de las nociones básicas de geografía física es el concepto de clima. Los componentes del clima son aquellos elementos que lo influencian y lo determinan en cada región del planeta, a saber: temperatura, humedad, presión atmosférica, precipitaciones y vientos.

Qué es el clima

El concepto de clima hace referencia a las características permanentes, a largo plazo, del estado de la atmósfera en una determinada zona del planeta. Así, clima es fundamentalmente distinto de tiempo meteorológico. Este último concepto designa las condiciones meteorológicas coyunturales en un lugar determinado.

Elementos del clima: la temperatura

La temperatura ambiental expresa el grado de calor existente en la atmósfera. El calor proviene de la radiación solar. La temperatura existente en una determinada zona de la tierra está determinada por una serie de factores:

  • Altitud: la altitud es la distancia respecto del nivel del mar. La temperatura disminuye con la altura, dado que el aire atmosférico pierde densidad y, con ello, se reduce su capacidad de absorber calor. Así, cada 180 metros la temperatura disminuye un grado.
  • Latitud: en el Ecuador, la línea horizontal imaginaria que divide la esfera terrestre en dos, los rayos solares llegan perpendicularmente. Esto implica que aportan una mayor cantidad de calor a la superficie y a la atmósfera. Hacia los polos, los rayos solares llegan tangencialmente, por tanto aportan menos calor. De este modo, se ha comprobado que alejándose del Ecuador la temperatura desciende en un grado cada 180 kilómetros.
  • Distancia al mar: el mar actúa como regulador térmico, los cambios de temperatura en las grandes masas de agua son más lentos que en la tierra, por tanto las regiones cercanas al mar tendrán una amplitud térmica más moderada que las regiones interiores.
  • Vientos y corrientes marinas: ambos fenómenos, ya sean fríos o cálidos, influencian la temperatura de las zonas que atraviesan.

Presión atmosférica

La presión atmosférica es también un componente del clima. Por presión atmosférica debe entenderse la presión que ejerce el aire de la atmósfera sobre la superficie terrestre. La presión atmosférica, al igual que la temperatura, también está sujeta a variaciones. Estos cambios dependen de los siguientes factores:

  • Altitud: la presión atmosférica disminuye con la altura. Para explicarlo brevemente, baste decir que a medida que se asciende, se tiene menos aire sobre los hombros.
  • Temperatura: el aire de la atmósfera se dilata con el calor y se contrae con el frío. Al dilatarse, pierde densidad y por tanto es más liviano, ascendiendo. Al enfriarse, ocurre el fenómeno contrario. Por tanto, a mayor temperatura la presión atmosférica es más baja y viceversa.

Elementos del clima: la humedad

Por humedad debe entenderse la cantidad de vapor de agua existente en la atmósfera. La humedad atmosférica proviene de la evaporación del agua de la superficie de la tierra. Gracias a esta evaporación se generan las nubes y, luego, las precipitaciones.

Las precipitaciones

La lluvia, nieve o granizo son las tres formas posibles que adquieren las precipitaciones. Estas se producen cuando las gotas de agua almacenadas en la atmósfera aumentan de tamaño, gracias a los choques que se producen entre ellas, y ya no pueden ser retenidas en el aire. Este fenómeno tiene distintos orígenes y, de acuerdo al mismo, las precipitaciones pueden ser:

  • Convectivas: este tipo de precipitaciones es propia de las regiones cercanas al Ecuador, zonas típicamente cálidas y húmedas. La alta temperatura en el área provoca la evaporación constante de grandes cantidades de agua. El vapor generado asciende hasta enfriarse y condensarse, provocando así lluvias abundantes.
  • Frontales: este tipo de precipitación es producido por el encuentro entre una masa de aire caliente y húmedo con una masa de aire frío y seco. Esta última es más densa y más pesada, por lo cual se ubica debajo de la masa de aire caliente, obligándola a ascender y a enfriarse. Se genera así la condensación del vapor de agua almacenado por la masa de aire caliente y la precipitación.
  • Orográficas: tipo de precipitación propio de las regiones montañosas. Cuando las masas de aire atmosférico se encuentran con un cordón montañoso se ven obligadas a ascender. Al hacerlo, disminuye su temperatura, provocando la condensación del vapor y, por tanto, las precipitaciones que, por lo general, se producen en forma de nieve.

Elementos del clima: los vientos

El fenómeno conocido como viento consiste en masas de aire que se desplazan en la atmósfera, respondiendo a las diferencias de presión entre regiones. Las áreas de alta presión atmosférica, conocidas como anticiclones, envían constantemente vientos a las zonas de baja presión, denominadas ciclones. Los vientos son clasificados en:

  • Permanentes: son aquellos vientos que soplan todo el año en la misma dirección. Por ejemplo, los vientos alisios y lo vientos polares.
  • Periódicos: son aquellos vientos que cambian de dirección de acuerdo a la estación del año o el momento del día.
  • Locales: vientos que son propios de una región geográfica determinada, soplan siempre en la misma dirección.

La importancia de entender los factores que determinan el clima

El clima condiciona a diario la vida del ser humano y de las demás especies y las modificaciones del mismo, conocidas como cambio climático, son una de las preocupaciones más acuciantes del hombre moderno. De allí la importancia de entender los factores determinantes del clima en nuestro planeta y el modo en el que operan.