Una vez más la maldición de que el anfitrión no gana una final de Champions League se ha cumplido. El Chelsea en la tanda de penaltis ha logrado proclamarse campeón de la Copa de Europa por primera vez en su historia ante el Bayern Munich en el Allianz Arena.

Si a lo largo de la historia de las competiciones europeas los ingleses siempre habían perdido en las tandas de penaltis, el Bayern Munich, por el contrario había ganado todas. Pero la racha se rompió y Drogba marcó el decisivo tanto desde el punto fatídico.

Drogba, decisivo

Sin ninguna duda, el marfileño Didier Drogba fue el protagonista de la final. Empató el partido a falta de dos minutos para que se cumplieran los 90 minutos dando un balón de oxigeno a su equipo que veía como se le escapaba la segunda final de Champions de su historia y, posteriormente, logró transformar el penalti decisivo. A sus 34 años ha conseguido algo que le debía el futbol, un gran título que corona su magnífico curriculum.

La final se animó a falta de diez minutos para que finalizara el tiempo reglamentario con un trepidante ritmo de juego por parte de ambos equipos, acrecentado tras el gol de cabeza de Thomas Muller a los 83 minutos del encuentro que parecía el golpe definitivo que tumbaba al Chelsea en la lona.

Pero cinco minutos después, sería en un saque de esquina de Mata cuando Drogba conectó un certero cabezazo al que nada pudo hacer Neuer por evitar que el balón se alojase en las mallas. Quedaban dos minutos para el final del encuentro y los londinenses respiraban.

Penalti fallado por Robben

Nada más reanudarse la prorroga el Bayern Munich tuvo la posibilidad de dar carpetazo al partido y llevarse el título. Un penalti señalado a su favor por una inocente zancadilla de Drogba a Ribery fue marrado por Robben al atajar el lanzamiento el guardameta del Chelsa, Cech.

De ahí al final de tiempo suplementario ambos equipos brindaron unos emocionantes minutos en los que cualquiera de los dos pudo inclinar la balanza a su favor, pero el encuentro concluyó en tablas.

En la tanda de penaltis Mata falló el primero del Chelsea, pero posteriormente Olic y Schweinsteiger fallaron sus lanzamientos. El del croata detenido por el Cech, el del alemán repelido por el poste. Drogba marcó el decisivo. El que supone la primera Champions League para el Chelsea. El de la gloria.

Ficha técnica

Bayern Munich, 1: Neuer; Lahm, Boateng, Tymoshchuk, Contento; Kroos, Schweinsteiger; Robben, Müller (Van Buyten, 86), Ribery (Olic, 97); y Gómez.

Chelsea, 1: Cech; Bosingwa, Cahill, Luiz, Cole; Mikel, Lampard; Kalou (Torres, 84), Mata, Bertrand (Malouda, 73); y Drogba.

Goles: 1-0 (min 83, Müller), 1-1 (Drogba, 88)

Penaltis: 1-0 (Lahm marca), 1-0 (Mata lanza y Neuer para), 2-0 (Gómez marca), 2-1 (David Luiz marca), 3-1 (Neuer marca), 3-2 (Lampard marca), 3-2 (Olic lanza y Cech para), 3-3 (Cole marca), 3-3 (Schweinsteiger lanza contra el poste), 3-4 (Drogba marca).