Ubicado en la planta baja del Museo del Traje, en la Ciudad Universitaria de Madrid, el Centro de Arte Complutense se ha convertido en un original espacio para la cultura y el arte. Fue concebido desde su nacimiento, como un punto de referencia, donde nuevos artistas y creadores, cuentan con un espacio expositivo integrador entre la ciudad de Madrid y la Universidad Complutense.

“C arte C”, un espacio museístico diferente

Inaugurada en el año 2009 por el entonces rector de la Complutense, Carlos Berzosa, esta nueva sala comenzó su andadura con la intención de exponer un arte global y convertirse en un espacio de acogida de diferentes estilos artísticos. Por ello, desde su origen, se ha mantenido abierta a nuevas tendencias, convirtiéndose hoy en un mirador libre y excepcional para la creación latinoamericana, africana y asiática.

Ciencia, arte e innovación cultural son los ejes sobre los que se mueve el espíritu de esta sala de arte que acoge tanto muestras de carácter individual como colectivo.

“C arte C” y la exposición "En Stand By. Fin de licenciatura 2011"

La tradicional exhibición de los trabajos de fin de licenciatura que acogían los locales de la propia Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid, ha sido trasladada este año 2011 al Centro de Arte Complutense. Tras unas enormes cristaleras negras, la sala de exposiciones temporales de “C arte C” es el marco ideal para la presentación de las obras de los estudiantes de citada facultad de la promoción 2006-2011, que recientemente han recibido su graduación.

Fotografía, pintura, escultura, videoarte, grabado, y las nuevas tendencias artísticas en marco digital, como la animación en 3-D, se dan cita del 1 al 10 de julio en esta exposición colectiva que, bajo el título "En Stand By. Fin de licenciatura 2011", pretende dar una oportunidad a los nuevos talentos, presentando sus obras al gran público.

El coordinador de la muestra ha sido Joaquín Perea, profesor del Departamento de Dibujo II quien, según expresó en el acto de inauguración, en su deseo estaba el mostrar a la comunidad educativa el excelente trabajo realizado por estos jóvenes artistas.

El alto nivel de los trabajos propuestos para la exposición hizo necesaria una selección, de tal forma que la exposición actual cuenta con la obra de más de una decena de estudiantes de la citada facultad. Todas las obras se presentan sobre paneles negros y plastificados, lo cual las hace resaltar más, al tiempo que otorgan a toda la sala de un curioso ambiente que desconcierta al espectador más tradicional.

"En Stand By. Fin de licenciatura 2011". Una variada muestra de obras artísticas

Entre las obras expuestas podemos disfrutar de instalaciones realizadas con bolsas de té, que nos sorprenden al comprobar que no todo es lo que parece; un enorme rompecabezas, cuyos cubos permiten crear “tu propio cuerpo”; instalaciones de videoarte que hacen nacer una obra nueva para cada espectador al plasmarse en pequeñas figuras, etc.

La exposición es, por tanto, variada en su contenido, siendo los trabajos a veces muy claros en su mensaje y ciertamente simbólicos en otros casos, ya que en esta muestra se combina la pintura, la escultura o el grabado tradicional con instalaciones claramente alegóricas que destapan, en algunos casos, lo efímero de la materia orgánica y el paso del tiempo, tal y como muestra la obra de Daniel Bazaco.

Fotografía y arte digital en el Centro de Arte Complutense

Destaca la alta calidad de las fotografías expuestas, mereciendo especial atención aquellas de estética prerrafaelista, realizadas por Cristina Robles y los estudios del cuerpo humano aprisionado contra un cristal de Javier Rubín. Una curiosa muestra de instantáneas creadas por Sara Sánchez bajo el título de “Constructions”, van más allá de la fotografía estética y se convierten en un estudio social que nos ilustra sobre los utensilios y cosméticos utilizados por los jóvenes, siendo llamativa la diferencia entre hombres y mujeres en este caso.

El arte digital está también presente en esta exposición con una interesante muestra de obras realizadas en animación 3-D, donde se combina el trabajo de dibujo del artista con las últimas tecnologías. En este caso, una pantalla reproduce de forma continua los cortos realizados por ordenador, haciéndonos ver que este tipo de trabajo creativo ya tiene su merecido lugar en el campo del arte. “El rey de la pista” de Melissa Dupré, y los cortos de “Dados” y “Prólogo” de Javier Villalba, nos demuestran la excelente calidad de los estudiantes en este apartado.

Muchos de ellos merecen ver su obra expuesta en cualquier galería de arte, mientras, como reza el título de la exposición están “a la espera” de su gran oportunidad.

La entrada es gratuita y si quieres más información sobre esta exposición puedes conseguirla a través de las redes sociales o en la página de la Universidad Complutense de Madrid.