El camino de las sombras del norteamericano Brent Weeks, es la primera entrega de la trilogía de El ángel de la noche. Publicada por Random House Mondadori en su sello Debolsillo, la saga ha puesto a su autor entre la elite de la nueva generación de autores de fantasía épica, números uno en ventas en todo el mundo.

La historia narra la evolución de Azoth, un pequeño huérfano desarrapado que se ve obligado ha convertirse en un asesino perfecto en un mundo difícil y siniestro. La trama comienza llevándonos a lo más oscuro de las calles de Cenaria, una urbe en la que los suburbios viven las condiciones más duras imaginables. Incluyendo el abuso sexual infantil y la violencia extrema.

La ley del suburbio

Aunque el camino de las sombras es ficción, hay una triste realidad en la oscuridad que se enfrentan estos niños. Esta parte de la historia es tan cruda que el lector podría imaginarla en cualquier gran ciudad de nuestro mundo. Weeks juega con la crudeza y enlaza su mundo fantástico con historias que podrían ser reales en su esencia en la realidad. Su historia es acerca de las personas y sus motivaciones.

Con tan sólo once años, Azoth sabe qué debe esperar de la calle. A la fuerza ha aprendido a juzgar a la gente a primera vista, pues forma parte de una de las bandas de huérfanos que roban y malviven en las peligrosas calles de la metrópoli. Su lucha es la supervivencia.

El maestro asesino

Para escapar de su miseria y proteger a sus amigos vende su alma al diablo convirtiéndose en aprendiz de asesino. Durzo Blint, el mejor asesino del gremio será su mentor. Pero antes deberá demostrar sus aptitudes. También deberá pagar un elevado precio: empezar de cero con una nueva identidad.

Blint no sólo es un reputado asesino a costa de su talento, hay algo mágico en él que le lleva a ser infalible, unas cualidades innatas que le hacen desenvolverse como un auténtico y letal ninja. Azoth sabe que tiene el potencial para ser tan habilidoso como él pero desconoce que para ser un auténtico asesino hay que renunciar a todo, incluso a lo más profundo de tu corazón.

Los Señores de las Sombras

Diez años después, el joven Kylar Stern se pasea por Cenaria, y ha olvidado su pasado.

Cenaria se rige en una monarquía, con un solo rey sobre el que recaen los poderes más absolutos. Sin embargo, la organización que domina la urbe desde las sombras es el Sa'Kagé, los Señores de las Sombras. La mafia que controla la extorsión, la prostitución y el asesinato en la ciudad.

Junto Kylar, suele aparecer Logan Gyre, heredero de una gran familia de la nobleza y uno de los pocos que podría disputar el trono al loco rey de la metrópoli. Las luchas internas entre nobles no son lo único que amenaza Cenaria, dentro del propio gremio del crimen se ha abierto una lucha por el poder y el enemigo exterior, un imperio en expansión amenaza con invadirlo todo.

Un personaje en busca de identidad

El camino de las sombras es un extraordinario debut para Weeks. Su mundo bebe de muchos anteriores al igual que lo hacen sus personajes, pero la construcción de sus personajes y de la forma en la que entran en acción cala rápidamente en el lector. Como un juego trepidante en el que el arte de matar es puesto a prueba incesantemente, las escenas de acción lo inundan todo con su energía.

La dualidad de su protagonista es uno de los atractivos del libro. Sus dilemas morales y éticos constantes, su viaje emocional desde la venganza hasta la misericordia, pasando por el sentido de la justicia y el indispensable humor. Kylar mantiene un diálogo continuo acerca de su propósito que le convierte en un personaje verosímil, con motivaciones e intereses que resultan creíbles para el lector.

Maestría en las escenas de acción

La naturaleza política de este libro añade un cierto elemento que sólo se ve realzado por el poder político de los asesinos, utilizados como herramientas para una estrategia mayor.

Pero, si en algo se centra esta primera entrega, es en la oscuridad como su propio nombre indica, en el crudo retrato de la vida de un asesino, que debe hacerse a sí mismo renunciando a su propia fibra moral. Sin olvidar la nota distintiva de Weeks, elogiada por crítica y publico al unísono, la intensidad de sus escenas de combate y su viveza.

La nueva generación de la fantasía

Brent Weeks nació y se crió en Montana, su primera trilogía se publicó enteramente en 2008 y lo catapultó a situarse entre el trío de los autores noveles que dominan el panorama de la épica fantástica junto a Brandon Sanderson y Andrzej Sapkowski.