Desde prevenir la incidencia de enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson o el Alzheimer, hasta evitar el cáncer de mama y de colon. Estos son algunos de los beneficios del consumo moderado de café.

El consumo de café, además de estimular se ha convertido en una costumbre social, sobre todo en España, donde es muy común "quedar para tomar un café". A pesar de ello, los españoles son los que menos café consumen diariamente; con un 66% de la población que afirma tomar café, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU); frente al 80% de la población de Bélgica o Francia. El país en el que más se consume es Estados Unidos, con más de 140 billones de tazas de café al año.

Beneficios del café

Si generalmente se piensa que el café es perjudicial para la salud, según numerosos estudios su consumo moderado es beneficioso para la misma.

En concreto, se encuentra el “Estudio nutrigenómico del efecto de compuestos polifenólicos del café en células tumorales humanas” que afirma que el consumo diario de una taza de café puede modular el sistema inmunitario y previene el cáncer de colon y de mama. Este estudio fue realizado en 2010 por el departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona, como proyecto de investigación y ganó la I Beca «Café, salud y nutrición». Explican que beber café reduce el nivel de ATF2, esta proteína es perjudicial puesto que genera un aumento del estrés celular y favorece el crecimiento de los tumores cutáneos.

“Lo recomendable es no pasarse de los 200 miligramos de cafeína al día, lo que se traduciría en dos o tres tazas de café. A partir de esta cifra hablamos de abuso”, explica la doctora Marisa López, coordinadora del grupo de Nutrición de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen).

El café es antioxidante

Otro de los componentes saludables del café, es que contiene antioxidantes, además de vitaminas y minerales; todos estos elementos generan beneficios para el aparato digestivo, sobre todo porque previenen la posibilidad de que se den algunas de las enfermedades más frecuentes del hígado y de la vesícula biliar.

Además, esta capacidad antioxidante puede ser también un factor protector frente a un gran número de enfermedades en las que está implicado el estrés oxidativo de las células, como las de tipo cardiovascular y de carácter neurodegenerativo.

Se encuentran también beneficios en relación a las hormonas, que se liberan naturalmente para controlar la sensación de saciedad y hambre.

Efectos negativos del consumo de café

Existen diferentes investigaciones que establecen una relación directa entre el consumo de café y el aumento de colesterol LDL o malo en sangre y el incremento de riesgo coronario. Cabe destacar que en estas investigaciones se evalúo a personas que consumían más de cinco tazas de café al día. Se aconseja, por tanto, un consumo moderado de café.

Tampoco se puede olvidar que aunque a algunas personas les ayuda a dormir, a muchas otras les puede causar insomnio. Además, otro de los riesgos es que si se consume café en altas cantidades puede convertirse en una adicción, generando en el consumidor una dependencia psicológica y física, y producir nerviosismo, excitación y taquicardia; según un informe sobre el consumo de cafeína elaborado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

La OCU ha publicado una herramienta con la que se puede calcular cuánta cafeína se consume y así saber si se tiene o no que controlar.

En definitiva, un consumo moderado de café diariamente no es peligroso y puede beneficiar a largo plazo la salud del consumidor.