El budismo tibetano es un variante del budismo mahayana mezclado con cultos autóctonos. El lamaísmo se basa en el tantra del lado derecho, ese es, por ejemplo, el budismo del Dalai Lama.

Existe una gran diferencia entre el budismo tántrico del lado derecho y el tantra llamado del lado izquierdo.

Entre otras cosas en el papel que tiene la energía llamada Kundalini y el acto sexual como forma de alcanzarla.

Hay que decir que existen tanto un budismo como un hinduismo tántrico del lado izquierdo

El tantra del lado izquierdo

Pueden encontrarse numerosas estatuillas con la representación explícita de la realización del acto sexual. Puede citarse, por ejemplo, al arte budista mongol de Zanabazar (1635-1723), personaje reconocido por el Dalai Lama del momento como "buda viviente", se realizan estatuillas de bronce revestidas con pigmento de oro.

La figuras representan a Vajradhara abrazando a su consorte Shakti en la postura del Yab-Yum (Padre-Madre). Vajradhara es lo primordial, algo así como la encarnación de todos los budas –la budeidad es un estado no una persona, Gautama era un Buda, no el único-.

La unión con su consorte en el Yab-Yum (o Mahamudra en sanscrito) representa o simboliza la unidad que contiene vacío o el vacío final. Algo así como la consumación.

El caso es que tanto el budismo tántrico del lado izquierdo como el hinduismo tántrico del lado izquierdo, literalmente, potencian la sexualidad como forma de elevación espiritual. Esa postura tan explícita de las estatuas simboliza la fusión y la unicidad y... el vacío, porque se entiende que solo hay unión que lleva al vacío cuando se funden los principios masculino y femenino, y eso, a nivel humano, se materializa por la unión sexual.

Kundalini es Sakti, el principio femenino, la palabra "kundalini" significa enrollada . Se ve como una alcanzable por la energía que se despliega en el acto sexual, no obstante el Buda explicitamente no la menciona.

El Yab-Yum

La postura de Vajradhara en el Yab-Yum es de meditación, en su mano derecha sostiene el rayo (principio masculino) y en la izquierda la campana (principio femenino), Shakti representa la feminidad.

La unión del rayo (Vajra) y la campana (Ghanta, que es sabiduría) llevan a la liberación y a la comprensión. La Gran Unión (Yab-Yum) es la representación última de la no dualidad y del vacío. Por su parte, Shakti, lleva en la mano derecha un cuchillo ritual, simboliza la ruptura de la ignorancia y las cosas materiales, en la izquierda lleva una copa con forma de cráneo, utilizada en rituales tántricos.

Los tantras superiores

El budismo tántrico del lado izquierdo afirma que los tantras superiores o internos incluyen la unión sexual -aunque los inferiores o externos la excluyan-, es más, hay quién afirma en esa corriente que sin dicha unión no puede obtenerse la realización.

¿Cuáles son los textos budistas tántricos? Podríamos remitirnos a los utilizados por el Dalai Lama -tantra de la mano derecha-, pero resultan más esclarecedoras otras fuentes.

Según algunas tradiciones el tantra proviene de la propia mano de Buda y aparece sobre el siglo VI antes de la era común, según otras (las del budismo tibetano, por ejemplo, eso nos volvería a llevar al Dalai Lama) provienen del Buda a través del concepto de “Budeidad”, y por medio del dharmakaya y sambhogakaya.

Esos textos y esas fuentes son los que llevan tanto al budismo tántrico del lado derecho como al budismo tántrico del lado izquierdo, que son interpretaciones distintas a partir de los mismos textos.

Evolución del budismo tántrico del lado izquierdo

Respecto a la evolución del budismo tantrico del lado izquierdo se pueden citar más cosas. Su “semilla” puede encontrarse en ciertos orígenes mahayanas (Máhámáyün, en concreto capítulo IX del Lankávatarasutra) pero se formula especialmente a partir de la corriente Sahaja enseñada o iniciada por los maestros Saraha y Kanha, tradiciones escritas en el Hevajratantra.

Por su parte la evolución del tantrismo tibetano -el citado anteriormente es bengali- sigue las reglas del Vinaya y se incluye en la vida monástica, considera el tantrismo el “Tercer Gran Vehículo” y lo identifica con el Vajrayna. En cualquier caso, todo tantrismo considera que a partir de los sentidos se puede alcanzar la iluminación.

Como ya hemos dicho los fundamentos del budismo tántrico son el dharmakaya y sambhogakaya. Esos textos y esas fuentes son los que llevan tanto al budismo tántrico del lado derecho como al budismo tántrico del lado izquierdo, que son interpretaciones distintas a partir de los mismos textos.

Respecto al budismo tántrico de la mano izquierda, Edward Conze, en su obra "El budismo", dice:

"El Tantra de la mano izquierda liberalizó las reglas sexuales, pues las empezó a considerar como una forma de amor con el absoluto. El principio del Tantra era desnudar el ego del hombre para que se identifique plenamente con la divinidad, por medio de la destrucción de los elementos que conforman el ego; y si la moral es también parte del ego, había que destruirla, había que ser también inmoral, “cultivar todos los placeres sensuales, exactamente como deseemos”; existe una “fascinación” por las conductas inmorales en el Tantra izquierdo: comer de todo, tener sexo libremente; se predicaba que solo se pueden comprender los estímulos y lo que prohibe la moral si es que uno se expone a ellos, por lo que a final de cuentas no estaría tan en contra del ascetismo, ya que el conocimiento experimental de los vicios tiene como fin no solo hacer más fuerte al hombre sino lograr un convencimiento personal de la moral ascética propuesta. Sin embargo, algunas escuelas se alejaban definitivamente del ascetismo, pues creían en las pasiones como medio de salvación (lo cual no era sostenido por el Tantra derecho). En suma, el Tantra izquierdo privilegiaba el conocimiento profundo de los instintos como fuerza suprema a la hora de buscar la salvación."

El hinduismo tántrico del lado izquierdo es aún más explícitamente sexual que el budismo tántrico del lado izquierdo, solo hay que pensar en ciertos relieves de ciertos palacios de la India.