El budismo es una de las principales religiones del mundo. Existe una controversia sobre su número, ya que las diferentes fuentes los sitúan entre 200 y 1.600 millones, y también sobre si se trata de una religión o simplemente de una filosofía, ya que sus principios no se basan en la adoración de ningún dios.

“¿Qué es ser budista?”, se preguntaba en un conferencia el escritor Jorge Luis Borges. “Ser budista, es, no comprender, porque eso puede cumplirse en pocos minutos, sino sentir las cuatro nobles verdades y el óctuple camino”, respondió él mismo.

Fundamentos del budismo. Las cuatro verdades y el óctuple camino

Los fundamentos budistas, también llamados Dharma, son la base de las enseñanzas budistas. El budismo se entiende fundamentalmente como un camino, a través del cual se van alcanzando etapas que permitirán una mejor compresión de la vida trascendental. Este camino parte de las cuatro nobles verdades:

  • La verdad del sufrimiento, es decir, la vida contiene sufrimiento.
  • La verdad de la causa del sufrimiento. La causa del sufrimiento es el deseo neurótico, porque rechazamos cualquier insatisfacción para experimentar sólo cosas agradables.
  • La verdad del cese del sufrimiento. El cese del sufrimiento llega, tal y como le pasó a Buddha, a través de la Iluminación.
  • Existe un camino que aparta del sufrimiento. Este camino es el “El Noble Sendero Octuple”.
El Noble sendero octuple se compone de ocho etapas. Sin embargo, los budistas no ven cada etapa como un objetivo en sí, sino como puntos de transformación que sufrimos en el camino y que nos lleva a la última etapa.

  1. La Visión Perfecta. La visión perfecta es una intuición que nos lleva a comenzar el camino y que hace que nuestra visión sea más clara y profunda.
  2. La emoción perfecta. Sólo cuando esta intuición penetra en el yo emocional se puede empezar a pensar en transformación. Se elimina así todo deseo neurótico.
  3. El habla perfecta. El habla perfecta es un habla verdadera y útil que fomenta la armonía y la unión.
  4. La acción perfecta. ¿Cómo debemos actuar? Según el budismo, el estado de mente en el que nos encontramos determina nuestra acciones. Nuestra mente debe así alejarse del odio, la avidez y la ignorancia y centrarse en la generosidad y la sabiduría.
  5. La subsistencia perfecta. Se refiere al sistema social y sobre cómo cada persona se gana su subsistencia. Este punto varía según las corrientes, ya que las enseñanzas de Buda al respecto son vagas.
  6. El esfuerzo perfecto. La vida espiritual debe ser una vida activa, lo que implica que nuestro cuerpo y mente deben estar despiertos.
  7. La atención perfecta. Se debe prestar atención a la cosas, recordar, concentrarse y ser constante.
  8. El Samadi perfecto. Significa “estado del ser firmemente establecido” y supondría llegar a la etapa de la Iluminación, en el que todo el ser se ha transformado en todos sus niveles y aspectos.
Por otra parte, los sutras o discursos son también una base fundamental de la filosofía budista, así como la interpretación de los maestros.

Origen del budismo

Los orígenes del budismo se remontan 2.500 años. Su fundador fue Siddharta Gautama, un príncipe de la India que un día decidió dejar todas sus riquezas para iniciar una búsqueda interior acerca del sufrimiento. Siddharta, más conocido como Buddha o el Iluminado, predicó sus descubrimientos y estableció los principios doctrinales del budismo.

Aunque el budismo nació en una región del noreste de India, se difundió rápidamente por el país donde llegó a ser religión predominante hacia el siglo III aC. Su declive en la India vino acompañado por su expansión en el resto del continente asiático. Actualmente es religión principal en Birmania, Tailandia, Camboya y China, aunque hay practicantes en la mayor parte de los países de Asia Oriental.

Tipos de budismo

A pesar de una enorme variedad en las prácticas, las escuelas budistas comparten principios filosóficos comunes. Hay cuatro tipos principales de budismo

  • Theravada o escuela de los ancianos. Es la primera de las grandes ramas. Según esta corriente, el nirvana sólo puede ser alcanzada a través de la vida monástica
  • Mahayana o gran vehículo. Asegura que los laicos también pueden alcanzar el nirvana.
  • Vajrayana o tántrico. Es una rama minoritaria que se practica fundamentalmente en el Tibet.
  • Budismo Zen: El budismo zen que se centra en la meditación y que es muy popular en Japón.
Artículos relacionados: