Chapultepec es un topónimo náhuatl que se forma por las palabras Chapulin, que se traduce como saltamontes, que es un insecto de la familia de los ortópteros alados, cuyas extremidades traseras están adaptadas para los saltos y tepetl que significa cerro. De esta forma Chapultepec quiere decir: “el cerro de los chapulines”.

Se localiza en la delegación Miguel Hidalgo. Envuelto por la modernidad de los edificios de la zona hotelera de Reforma, Chapultepec conserva su historia y tradición. Ha sido el lugar que ha servido de marco para que infinidad de parejas hayan iniciado o consolidado su relación. El día domingo es ideal para ir a echar a novio, remar en el lago, comer un chicharrón, comprar globos y tomar un helado.

Historia prehispánica de Chapultepec

Después del triunfo de los sacerdotes de Tezcatlipoca sobre Quetzalcóatl, se inició una dispersión de los toltecas. Huemac decidió salir de Tula y se estableció su capital en Chapultepec, en donde existía la cueva de Cincalco. Las cuevas tenían un gran simbolismo en las culturas indígenas, ya que representaban el punto de unión entre la tierra y el inframundo (MIctlan), a su vez recordaban a la vagina y a la matriz de la mujer, por lo que se enlazaban con la idea de origen de los pueblos. En la cueva de Cincalco, Huemac decidió suicidarse, al ver como se desmoronaba su grupo.

Posteriormente Chapultepec fue de los tepanecas y de los mexicas, los últimos le pidieron a Nezahualcoyotl que realizara un acueducto que llevara agua a la ciudad de México. En Chapultepec se han encontrado vestigios arqueológicos de ésta época.

Historia de Chapultepec en la etapa virreinal y el siglo XIX

Durante la etapa novohispana Chapultepec pasó de ser un sitio sagrado a un lugar de recreo, pero fue inundado de basura y empezó a perder su belleza original. En 1785 el virrey Bernardo de Gálvez inició la construcción del castillo de Chapultepec, pero se concluiría hasta mediados del siglo XIX.

En 1841 se estableció en Chapultepec la sede del Colegio Militar, seis años después el general Nicolás Bravo dirigió a los cadetes que defendieron el estandarte nacional ante las fuerzas estadounidenses. Los Niños Héroes fueron: Juan Escutia, Vicente Suárez, Juan de la Barrera, Francisco Márquez, Fernando Montes de Oca y Agustín Melgar, aunque existieron muchos más que han sido olvidados, entre ellos Miguel Miramón. Cerca de Chapultepec sucumbió el coronel Santiago Xicotencatl que dirigía el batallón de San Blas. El emperador Maximiliano estableció su residencia en el castillo de Chapultepec. Todavía se conservan las habitaciones de Maximiliano y Carlota y la de don Porfirio Díaz. Lo que más causa admiración a los visitantes es el carruaje de Maximiliano. En el fondo los mexicanos reconocen y admiran al segundo emperador de México.

Chapultepec en el siglo XX

Varios presidentes hicieron del castillo su residencia hasta que Lázaro Cárdenas, lo entregó al pueblo de México, como museo nacional en 1937. Sin embargo, poco tiempo después el presidente Miguel Alemán mandó a realizar la residencia oficial en Los Pinos, regresando a Chapultepec.

Durante la Segunda Guerra Mundial, en los meses de febrero y marzo de 1945, se firmó el Acta de Chapultepec, por la cual los mandatarios latinoamericanos se comprometieron a defender el continente en caso necesario.

Sitios de interés en Chapultepec

Chapultepec es el lugar de recreo familiar por excelencia, en especial resulta obligada la visita al zoológico, al cual acuden más 5.5 millones de personas al año. En él se encuentra animales como el oso panda, las jirafas, orangutanes, gorilas, leones, elefantes, etc. A los niños también les fascina subirse al trenecito o ir a la Feria de Chapultepec, donde están los juegos mecánicos; a los jóvenes más osados les gusta sentir la adrenalina en juego como la Montaña Rusa o la Montaña Infinitum.

Chapultepec alberga varios de los museos más importantes del país como son: el Museo Nacional de Antropología, el Museo Nacional de Historia, el Museo del Caracol, el Museo Rufino Tamayo, el Museo de Arte Moderno, el Museo de Historia Natural, el Museo del Papalote y el Museo de la Comisión Federal de Electricidad.