Un solo beso le permite a las mujeres saber quién podría convertirse en su mejor compañero pasional y sentimental. La intuición femenina detecta en el primer contacto de sus labios y su lengua qué tan estable y duradera puede resultar la intimidad con el hombre que ha conocido, de acuerdo con una investigación de la Casa de Estudios de la Universidad Estatal de Nueva York y publicado en la revista ‘Evolutionary Psychology’.

El estudio reveló también que, para los hombres, no es tan importante cómo besan las mujeres y, al parecer, solo les interesa como preámbulo para un encuentro sexual. Las encuestas a mil estudiantes realizadas por los expertos, descubrieron que “los hombres no son tan exigentes para decidir a quién besan o con quién tienen relaciones”.

Según la investigación, los hombres están más dispuestos a hacer el amor con una mujer a quién no se ha besado, incluso que bese mal o que no encuentren atractiva, lo que al parecer aumenta el deseo sexual, que se impone sobre cualquier intención de racionalidad.

La evolución y el beso

Los besos siguen siendo definitivos y primordiales para las mujeres, porque fortalecen los lazos afectivos de la pareja, según la escuela de sicología evolutiva. Asimismo, a las mujeres les interesa saber cómo les gusta a los hombres el beso de ellas, ya que suponen que la manera de besar puede darles estabilidad emocional a la relación.

“El beso de la mujer es la más intensa entrega emocional al hombre durante el enamoramiento, pero no siempre fue así”, afirma Desmond Morris en su libro “La mujer desnuda”, un estudio acerca del cuerpo femenino.

El origen del beso para los evolucionistas está en la costumbre de la hembra primate de pasar los alimentos masticados a los bebés que aún no poseen dientes, lo que más adelante se convirtió en una manera de mostrar el vínculo afectivo, y luego terminó en el beso erótico.

Al principio dar la comida boca a boca sólo era cuestión de supervivencia, pero poco a poco el contacto de los labios se fue aislando del acto de alimentarse, lo que tuvo luego un significado social, como el primer atisbo de amor en la humanidad.

Tipos de besos para la mujer

El estudio de la Universidad de Nueva York demostró también que las exigencias de hombres y mujeres son distintas sobre el tipo de beso que prefieren de sus compañeros sentimentales.

Los hombres se inclinan más por los besos húmedos y que incluyan la lengua”, asegura Gordon Gallup, líder de la investigación. A las mujeres también les gusta el beso húmedo, pero prefieren “que implique la ternura con movimientos suaves pero sostenidos”, como si quisieran involucrar inconscientemente el lazo afectivo.

Por eso, aseguran los científicos que, para la mujer, sigue siendo importante todo el secreto del beso mientras la relación avanza, ya que la mujer tiene un sentido de la responsabilidad maternal que la hace preservar la relación.

Cómo besas y te diré quién eres

“El instinto de cuidar y mantener a la cría, le dio a la mujer con el tiempo mayor conocimiento sobre cómo preservar una relación”, explica Desmond Morris. Y el beso hace parte del arsenal amatorio de la mujer para retener a su pareja, según el estudio.

El noviazgo tiene al beso como el primer ‘as’ bajo la manga. “Todas las personas utilizan los besos como un mecanismo de evaluación y para estrechar lazos", dice Glenn Wilson, experto en relaciones del Instituto de Psiquiatría de Londres.

El estudio de Gallup determinó que las mujeres siguen discriminando más a los hombres por la manera cómo besan, y es más importante aún que la posición social y la belleza misma, lo que le da mucho sentido al instinto de la protección a la familia.

Se ha establecido que al besar ponemos en movimiento unos 36 músculos de la cara, intercambiamos cerca de 300 colonias de bacterias, gastamos más de 12 calorías y hacemos latir el corazón de 60 a 100 pulsaciones, asegura el libro “El planeta de los besos”, de Jesús de la Gándara, jefe de Siquiatría del Complejo Asistencial de Burgos en España.

“Los hombres vamos esparciendo la semilla por ahí, y las damas son más responsables debido a las consecuencias”, dice Gallup, y por eso es que las mujeres quieren hacer más evaluaciones con el beso, para saber cuál será su mejor compañero sentimental.