The oder screen es una distribuidora de contenido digitales no tradicionales en HD para salas cinematográficas.

Con su ciclo “Ópera y Ballet en Cine”, ofrece el arte en formato digital con el mejor registro de las producciones líricas y coreográficas producidas en los teatros más importantes del mundo.

Durante los días 15, 16 y 17 de mayo presentará en salas de cine de la Argentina, la producción de la ópera “El barbero de Sevilla” realizada por el Teatro Real de Madrid y filmada en Alta Definición (HD).

Una ópera referencial

“El barbero de Sevilla” (Il barbiere de Siviglia), está considerada una de las obras referentes en el mundo de la ópera.

Fue estrenada en Roma el 20 de febrero de 1816, se trata de una ópera bufa que consta de 2 actos y lleva el subtítulo de “La inútil precaución”.

Gioacchino Rossini la compuso sobre el libreto de Cesare Sterbini que a su vez está basado en la comedia del mismo nombre de Pierre-Augustin de Beaumarchais (autor de “Las bodas de Fígaro” sobre la que Mozart compuso su famosa ópera y que es la secuela de “El barbero de Sevilla”).

El barbero en la Argentina

Esta ópera fue la primera que se representó en Buenos Aires, lo hizo un grupo de cantantes que actuaban en Brasil y que fueron contratados por Bernardino Rivadavia, primer presidente argentino.

El estreno en el país tuvo lugar el 3 de octubre de 1825.

Fue representada en 1908 en la primera temporada del Teatro Colón de Buenos Aires interpretada por Titta Ruffo y Feodor Chaliapin y, posteriormente. figuró en 32 temporadas de la misma sala en cuyas estadísticas figura en el sexto lugar de las óperas más populares.

El argumento de la ópera

A comienzos del siglo XVIII, a Rosina, una bella muchacha rica y huérfana, su tutor, don Bartolo sólo le permite salir para ir a misa y la mantiene el resto del tiempo encerrada con la esperanza de casarse con ella algún día, aunque ella está enamorada del joven conde de Almaviva.

Fígaro, un barbero, procura favorecer el amor entre Rosina y el joven conde, que es su cliente.

Para ello le aconseja a Almaviva que se disfrace de soldado con derecho de alojamiento en la ciudad pero no sabe que don Bartolo es de los pocos ciudadanos que por privilegios no está obligado a alojar soldados.

Almaviva es rechazado y descubierto y casi es detenido por falsear su identidad.

Fígaro no se desanima e incita al conde a disfrazarse de clérigo para que sustituya a don Basilio, el maestro de canto de la muchacha, que se ha enfermado.

De esta manera Rosina y Almaviva se reencuentran y acuerdan casarse en secreto.

Pero todo está a punto de descubrirse cuando el auténtico don Basilio se presenta en la barbería en el momento en que también está en ella don Bartolo, pero Fígaro, astutamente, le entrega una moneda de oro al maestro para que se retire sin ser visto.

Sin embargo, don Bartolo, desconfiando, quiere apresurar su boda con la muchacha, pero Fígaro al enterarse le da aviso a los enamorados quienes logran casarse antes que llegue el notario que ha llamado el tutor de la joven.

La versión del Teatro Real de Madrid

Con la dirección de Emilio Sagi y la conducción de Gianluigi Gelmetti ha sido interpretada por Juan Diego Flórez, como el conde Almaviva; en el rol de Rosina por María Bayo; Pietro Spagnoli canta el rol de Fígaro; mientras que Bruno Practicó es Don Bartolo y Ruggero Raimondi es Don Basilio.

El conde protagonista

Juan Diego Florez, que asume el rol del conde Almaviva, ha nacido en la ciudad de Lima en Perú, en el año 1973.

Comenzó su carrera como cantante popular e integró el Coro Nacional del Perú, luego ingresó en el Instituto Curtis de Filadelfia, en EE.UU. y allí comenzó a cantar en producciones de ópera estudiantiles y formó su repertorio con obras de Rossini, Bellini y Donizetti.

Grabó “Il tutore burlato” de Martín y Soler en Italia y su debut profesional fue en el “Rossini Festival de Pesaro” en 1996.

Ha trabajado en La Scala de Milán, en el Royal Opera House, el Covent Garden y la Opera del Metropolitan.

Ha recibido numerosos premios a lo largo de su carrera y también ha grabado varios CDs con los que obtuvo gran repercusión entre los críticos musicales.

La intérprete de Rosina

María Bayo, que da vida al rol de Rosina, es una soprano española reconocida a nivel internacional:

Ha interpretado una amplia variedad de roles operísticos desde los barrocos (Cavalli, Graun, Hasse y Haendel) hasta los contemporáneos (Debussy, Granados, Falla, Poulenc y Stravinski),

Ella prefiere cantar a Mozart y ha sido la primera cantante española en ser invitada al Festival de Salzburgo durante cuatro temporadas consecutivas.

Ha recibido numerosos premios internacionales, entre ellos, el Primer Premio del Concurso Internacional Belvedère de Viena.