El balonmano español también está en crisis. A pesar de la medalla de bronce la selección española femenina en los pasados Juegos Olímpicos de Londres y de los buenos partidos de la selección masculina, los clubes estatales están pasando por malos momentos. Esto ha provocado que diversos jugadores españoles emigren a otros países europeos.

Renuncia del San Antonio

Una de las noticias más tristes sucedió el pasado julio con la renuncia del San Antonio de Pamplona a jugar a la liga Asobal. Un club que consiguió estar a lo más alto del balonmano español con 11 títulos en 17 temporadas. Pero la falta de patrocinador ha provocado que la Sociedad Deportiva Cultural San Antonio haya tenido que renunciar a jugar a la máxima categoría estatal. Una entidad ligada en los últimos años a Cementos Porland desde 1997 pero en el 2008 el patrocinador ya empezó a rebajar su aportación económica y aunque la empresa Amaya Sport intentó ayudarle, el club ha tenido que llegar a esta situación.

Este no es el único club que ha tenido que renunciar a disputar la máxima categoría del balonmano español ya que el BM Torrevieja cerró la pasada temporada con una deuda de 372.000 euros y la imposibilidad de competir en la próxima temporada en la Liga Asobal al no poder afrontar los costes que esto supone.

Clubes tan destacados como el Ademar de León o el Fraikin BM Granollers tienen graves problemas económicos y también ha provocado la marcha de algunos de sus jugadores. Además la plantilla como del Atlético de Madrid ha bajado notoriamente su potencial.

Jugadores en Europa

Si la temporada pasada ya se fueron hasta ocho jugadores al extranjero, entre ellos Iker Romero, ahora parecen que serán muchos más. Su destino principal es Francia o Alemania, cuyos equipos todavía mantienen un nivel económico muy alto. El asturiano Alberto Enterríos, que no disputó los Juegos Olímpicos de Londres. jugará en el Nantes francés. Allí coincidirá con una de las sensaciones de la selección en los pasados Juegos Olímpicos, Jorge Maqueda, así como Borja Vidal y Valero Rivera. Los hermanos gemelos Gedeón e Isaías Guardiola militarán en el Rhein Neckar Löwen de la Toyota Bundesliga de Alemania. Gedeón, que procede del San Antonio de Pamplona, e Isaías, del Atlético de Madrid, firmaron contrato por dos temporadas con el equipo que dirige el seleccionador islandés Gudmundur Gudmunsson.

El portero José Manuel Sierra, que estaba en el Valladolid, decidió fichar por el París Saint-Germain Handball, otro club que se está reforzando mucho con los hasta ahora jugadores del Atlético de Madrid, Dinart y Abalo. Este nuevo rico del balonmano europeo también incorporará a Mikkel Hansen ya que sorprendentemente el AG Copenhague se ha declarado en bancarrota y muchos de sus grandes jugadores podrán ser incorporados por otros equipos europeos. También el catalán Antonio García jugará en el conjunto francés.

En el TSV Hannover-Burgdorf milita el pivote Juan Andreu y en el Füchse Berlín está el lateral izquierdo Iker Romero. En el Veszprém KC húngaro están Cristian Ugalde y Chema Rodríguez junto al ex lateral del Barcelona, László Nagy, y el chileno Marco Oneto. El pivote Rafael Baena estará en el Creteil francés, Cristian Malmagro jugará en el Montpellier, mientras que Salva Puig ya estaba jugando en el Fénix Toulouse. En cambio Iker Serrano, que estaba en el Tremblay ha vuelto al Alser Puerto Sagunto. Otros como Alberto Val han ido al Constanta rumano, Paco López en el Zajecar serbio y el portero Vicente Álamo jugará en el Benfica de Lisboa.

Balonmano femenino

Más de veinte jugadoras de balonmano también han tenido que emigrar a pesar de la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos. Jugadoras como Macarena Aguilar, que estaba en el SD Itxako, tiene que irse porque el club tiene serios problemas económicos.Macarena jugará en el Randers danés en el que juega la también española Verónica Cuadrado. Marta Mangué, Nuria Benzal, la gallega Begoña Fernández y Jessica Alonso han tenido que irse al RK Zajecar serbio; Carmen Martín en el Krim Mercator de Eslovenia, Silvia Navarro al Oltchim rumano o Beatriz Fernández y Nely Carla, que estarán en el Fleury francés, o Beatriz Escribano y Eli Chávez, que comparten equipo en el Nice, entre muchas otras. La liga española de balonmano baja muchos enteros.