El 2012 DA14 es un objeto de 45 metros de diámetro y 130. 000 toneladas de masa que pasará hoy a las 19:23 (hora peninsular) junto a la Tierra. Viaja a una velocidad de 28.100 kilómetros y se acercará a nosotros hasta los 27.300 kilómetros de distancia. Puede parecer un margen demasiado grande como para que exista peligro de colisión, pero estas impresiones pueden cambiar si se contrasta con el siguiente dato: algunos satélites artificiales orbitan la Tierra a casi 36.000 kilómetros de su superficie terrestre. Por su parte, los expertos de la Nasa aseguran que la probabilidad de choque con la Tierra es insignificante.

El mensaje tranquilizador de la agencia espacial estadounidense no apacigua los ánimos de un público inquieto desde que hace tan solo unas horas se conociera la espeluznante noticia de que un asteroide ha caído en Rusia, concretamente en los Urales, fragmentándose y provocando impactos y explosiones que han dejado un saldo de 1.000 heridos y daños materiales en alrededor de 3. 000 edificios.

¿Están relacionados el asteroide 2012 DA14 y el meteorito que ha impactado en Rusia?

La comunidad científica está dividida. Mientras la NASA y otros astrónomos independientes niegan que haya un vínculo entre el 2102 DA14 y el meteorito de los Urales, basándose en las distintas trayectorias y la gran distancia que los separa (un millón de kilómetros), otros, como el científico Josep María Trigo, astrofísico del CSIC, decía para ABC.es que el bólido ruso "Podría ser una roca desprendida de la superficie del 2012 DA14". Habrá que esperar a que el fenómeno sea estudiado con mayor detenimiento para obtener una respuesta unánime por parte de los expertos.

El 2012 AD14 podría ser visible al ojo humano

Al parecer, el asteroide será divisado desde la Tierra, y los lugares más indicados para observar el fenómeno son Australia, Asia y el este de Europa, aunque también podremos disfrutar del evento desde España. El momento más apropiado para encontrar el objeto en el cielo será a partir de las 22:00 (hora peninsular). Sin embargo, los científicos advierten que podrían precisarse telescopios o, en su defecto, prismáticos.

¿Volverá a visitarnos este viajero del espacio?

El peligro de colisión de un gran asteroide contra el planeta Tierra es una realidad, y sus consecuencias podrían ser devastadoras. Estos cuerpos son atraídos por la gravedad del Sol y permanecen en órbita variando su trayectoria de forma más o menos predecible. De hecho, es probable que el 2012 AD14 regrese dentro de 33 años, y debido al tirón gravitacional que la tierra provocará en él es conveniente estudiar su trayectoria para prevenir un posible rumbo futuro de impacto con la Tierra.

¿Se puede prevenir el impacto de un asteroide?

Las agencias espaciales lleva tiempo investigando posibles protocolos de actuación para evitar el choque de algún asteroide que en el futuro pueda llevar una trayectoria de colisión con la Tierra. Algunas empresas privadas también se han sumado a la investigación en este campo. Con la finalidad de prevenir y solventar un posible episodio de colisión se monitorizan y catalogan los asteroides potencialmente peligrosos.

El paso del 2012 DA14 es una gran oportunidad, puesto que su observación permitirá a los científicos obtener datos sobre cualidades como su tamaño, composición, etc. Estos conocimientos son esenciales para anticiparnos al futuro y tomar las medidas oportunas.