Estamos por iniciar la celebración del año nuevo chino, que en el marco del calendario gregoriano como referencia, daré comienzo el día 3 de febrero. Para celebrar este milenario evento con energías positivas, se recomiendan varios rituales, como colgar sacos de color rojo atados con una cinta o listón verde en los picaportes de las puertas de entrada a las casas, y en el interior de los sacos, se colocan mandarinas y naranjas, por mencionar sólo dos tipos de frutos.

Año Nuevo Chino - Conejo de metal

Esta costumbre tiene su origen en una tradición ancestral que dice que las fieras que habitan en las montañas, al terminar el flagelo del crudo invierno, bajan a los poblados aledaños a devorar lo que encuentren a su paso; así que, comiendo lo que contiene el saco que previamente se colocó en las entradas, su apetito disminuye y de esa manera ya no entran a las viviendas.

Las fieras en nuestros tiempos simbolizan la mala fortuna

En el ámbito de las finanzas, y a pesar de los nebulosos pronósticos que año con año se formulan en toda clase de medios de comunicación y entornos socio-políticos, el Año del Conejo de Metal se vislumbra más estable en lo que respecta a la economía mundial. Es considerado un buen año para comenzar nuevos proyectos, e inclusive se presume que la tasa de desempleo irá a la baja, es decir, se incrementarán las oportunidades de empleo, pero por otra parte, habrán problemas particularmente con el sector avícola, y es posible que haya brotes de fiebre aviar. Se incrementará el índice de cirugías y de enfermedades bronquiales y pulmonares.

Habrá también mucho movimiento de corte político en donde se manifestarán algunas rencillas, muchas de ellas originadas por el género femenino; habrá también dificultades y desacuerdos políticos y violencia en el sur y sureste del país. La tasa de natalidad aumentará, y habrá que poner atención en los jóvenes y los asuntos que ocupan su atención e inclinaciones naturales. Es posible que haya una gran deforestación, sismos, hundimientos y probables eventos relacionados con minas, lluvias y tormentas eléctricas.

Lo positivo

Se crearan grandes obras literarias y habrá nuevos descubrimientos por parte de creadores, autores y artistas jóvenes; habrá muchas visitas al país de artistas y músicos extranjeros.

En términos generales, el Año del Conejo de Metal será sin duda uno más estable y de mucha suerte para todos.