La mortalidad por enfermedades del sistema nervioso, como el Alzheimer o la esclerosis aumentó en 2010 en un 2,9%. Estas patologías se sitúan ya como la cuarta causa de muerte en España, cuando era la octava en el año 2000.

En el año 2010, las defunciones disminuyeron un 1,1% en nuestro país con respecto al año anterior, según los últimos datos que hizo públicos el martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Alzheimer, principal causa de muerte

La estadística de defunciones según la causa de muerte, que ha hecho pública el Instituto Nacional de Estadística (INE), con datos correspondientes a 2010, muestran que las muertes relacionadas con enfermedades del sistema nervioso aumentaron en 2010 un 2,9 %.

El Alzheimer, la principal enfermedad del sistema nervioso que provoca más fallecimientos, es una enfermedad neurodegenerativa incurable y cada 21 de septiembre se celebra el Día Mundial del Alzheimer.

Estas patologías, entre ellas la esclerosis, se sitúan ya como la cuarta causa de defunción en España cuando en el año 2000 era la octava.

En 2010 las enfermedades del sistema nervioso provocaron la muerte de 19.309 personas, de las cuales 11.344 fueron por la enfermedad de Alzheimer, siendo mayor la cifra de mujeres fallecidas que la de los hombres.

Destaca la sobremortalidad femenina en las enfermedades del sistema nervioso (con una tasa de 50,2 para las mujeres y de 33,4 en los hombres) y en los trastornos mentales ( 41,7 frente a 22,3).

Dentro del primer grupo predominan los fallecidos por el Alzheimer y en el segundo las defunciones por otras demencias, entre ellas vascular o senil.

Desciende la mortalidad en un 1,1%

En 2010, se produjeron en España 382.047 defunciones, 2.886 menos que las registradas en 2009, según las últimas cifras que acaba de dar a conocer el INE, que ofreció el martes su informe anual con los datos más relevantes sobre la mortalidad en España.

Fallecieron 183.926 mujeres (un 1,0% menos que año anterior) y 198.121 hombres (un 0,5% menos).

La tasa bruta de mortalidad se situó en 829,2 fallecidos por cada 100.000 habitantes, lo que significa un descenso del 1,1% respecto al año anterior.

Por sexo, la tasa femenina se situó en 786,8 fallecidas por cada 100.000 mujeres, mientras que la masculina fue de 872,9 por cada 100.000 hombres.

Las tasas más elevadas de fallecidos por cada 100.000 habitantes en 2010 correspondieron al Principado de Asturias (1.203,7), Galicia (1.087,1) y Castilla y León (1.086,1).

Le siguen Aragón (1.086,1), Extremadura (999,3), Cantabria (943,9), La Rioja (907,1), País Vasco (905,7), Castilla-La Mancha (855,9), Cataluña (815,5), Comunidad Valenciana (804,1), Navarra (802,5), Andalucía (782,5), Baleares (711,3), Ceuta (710,7) y Murcia (680,6).

Por su parte, las tasas de mortalidad más bajas se presentaron en Canarias (611,8), Comunidad de Madrid (642,1) y en la ciudad autónoma de Melilla (551,3).

El número de fallecidos por Sida/VIH se redujo un 5,4 % en 2010 (813 hombres y 208 mujeres).

Enfermedades circulatorias, tumores y respiratorias

Por grupo de enfermedades, las tres causas principales de muerte en España siguen siendo las enfermedades del sistema circulatorio (responsables de 31,2 por cada 100 defunciones), los tumores (28,1 de cada 100) y las enfermedades del sistema respiratorio (10,5 de cada 100).

Las dos primeras mantuvieron la tendencia de los últimos años: ascendente en el caso de los tumores (un 2,0% más de fallecidos) y descendente en las enfermedades circulatorias (un 0,8% menos).

En 2010 también disminuyeron las muertes por enfermedades respiratorias (con un descenso del 7%).

Los tumores y las enfermedades del sistema circulatorio fueron las principales causas de mortalidad en hombres y mujeres, pero en distinto orden.

Los tumores fueron la primera causa de muerte en los varones (con una tasa de 291,2 fallecidos por cada 100.000) y la segunda en mujeres (con 175,8).

En cambio, las enfermedades del sistema circulatorio fueron la primera causa de mortalidad femenina (276,7 muertes por cada 100.000) y la segunda entre los hombres (239,6).

También fue significativamente superior la tasa de mortalidad masculina en las enfermedades respiratorias (103,2 frente a 71,9).

A nivel más detallado de enfermedades, las isquémicas del corazón (infarto, angina de pecho,...) y las cerebrovasculares volvieron a ocupar el primer y segundo lugar en número de defunciones.

La principal causa de muerte en todas las comunidades fueron las enfermedades del sistema circulatorio.

Por edad, la principal causa de muerte en los mayores de 79 años fueron las enfermedades del sistema circulatorio (37,3% del total de fallecidos de este grupo).

Cáncer, primera causa de muerte en hombres

El cáncer fue la primera causa de muerte en los varones, mientras que en las mujeres fueron las enfermedades circulatorias.

Dentro de los tumores, los responsables de mayor mortalidad fueron el cáncer de bronquios y pulmón (con un 1,6% más de defunciones en 2010) y el cáncer de colon (con un 3,6% más de fallecidos).

La principal causa de muerte en País Vasco, Canarias, Comunidad de Madrid y Cataluña, fueron los tumores.

En los grupos de edad entre cinco y 14 años y entre 40 y 79 años, las causas principales de muerte fueron los tumores (35,7% y 42,7% del total, respectivamente).

En las enfermedades osteomusculares y de la piel la incidencia de mortalidad en las mujeres duplicó a la de los hombres.

Muertes por suicidio y accidentes de tráfico

Entre las causas externas que provocaron mayor sobremortalidad, el suicidio fue, de nuevo, la primera causa externa de defunción, con 3.145 muertes (2.456 hombres y 689 mujeres). Una cifra de suicidios que baja en plena crisis económica.

El INE muestra que las muertes por accidente de tráfico (2.327 fallecidos) mantienen su tendencia descendente y disminuyeron un 10,1% respecto a 2009.

Entre las personas de uno a cuatro años y las de 15 a 39 años el principal motivo de mortalidad fue el grupo de causas externas (25,5% y 38,5%, respectivamente).