El segundo chakra, svadisthana (en sánscrito), se ubica cuatro dedos por debajo del ombligo. Rige a los órganos sexuales, las glándulas reproductivas, los riñones y la vejiga.

En cada uno de los chakras se proyecta nuestra visión del mundo. Svadisthana, el segundo chakra, rige nuestra creatividad, el deseo y la pasión que por naturaleza se encuentra en todos nosotros.

A este segundo chakra se le asocia naturalmente con el agua, por lo cual las personas con este chakra en equilibrio, al igual que el agua, fluyen hacia abajo, hacia el interior, a los sentimientos con una peculiar característica que conlleva el lenguaje sensual propio de la ubicación del segundo chakra y fluido, naturaleza fundamental del agua. La proyección de sexualidad y sentimientos se encontraran siempre dirigidos hacia el compromiso y respecto propio y externo con una actitud relajada; por ello, las personas con el segundo chakra en equilibrio se comprometerán en sus relaciones interpersonales cuando lo creen necesario.

Cuando el segundo chakra se encuentra en desequilibrio, una pendiente negativa de relaciones interpersonales fluye una tras otra; se presenta frigidez y una culpa desmedida por sus constantes actos irresponsables.

El segundo chakra en desequilibrio puede presentar problemas con los órganos reproductores y los riñones.

Para equilibrar a svadisthana, como en el articulo anterior donde se sugieren ejercicios de yoga para equilibrar el primer chakra, el segundo chakra, en yoga, se recomiendan realizar ejercicios que incluyan movimientos pélvicos. En este artículo se sugiere realizar siempre con la supervisión médica necesaria, con un instructor de yoga o fitness, las posturas de cobra y mariposa, así como los movimientos de gato-vaca, que a continuación se describen.

Postura de cobra

Acostado boca abajo, coloca tus manos por debajo de los hombros con las palmas apoyadas firmemente sobre el piso.

Alargando tus brazos, eleva el pecho anteponiendo el corazón, mientras la cabeza rota al mismo tiempo hasta quedar con la mirada hacia arriba.

Postura de mariposa

Sentado en postura fácil (tus isquiones sobre el piso), con la espalda derecha flexiona las piernas hacia el frente hasta que se toquen las plantas de los pies y tómalos con ambas manos.

Aplica una ligera cerradura de cuello y comienza a subir y bajar las rodillas imitando el aleteo armonioso de una mariposa, al compás de tu respiración.

Movimientos gato-vaca

Ubicado sobre cuatro puntos en el piso (palmas de las manos y rodillas firmes en el piso), coloca tus manos justo debajo y al ancho de tus hombros y las rodillas al ancho y alineadas a la cadera.

Arqueando tu columna hacia abajo (postura de vaca), inhala mientras alargas tu cuello cabeza hacia adelante, permitiéndole a tu corazón asomarse al frente, mientras tu barbilla mira también al frente. Hazlo con el cuidado de no dañar tu cuello. Exhala mientras inclinas la pelvis hacia la dirección opuesta arqueando la columna (postura de gato), llevando ahora la barbilla hacia tu pecho.

Muy importante recordar antes de realizar éstos ejercicios para el segundo chakra, svadhistana.

Tu cuerpo, tu templo físico en la tierra, es el tesoro más hermoso que el universo te ha otorgado. Solo tú eres el único responsable de su buen estado y funcionamiento, por lo cual es importante que consultes con tu médico, instructor de yoga o fitness, antes de realizar alguno de éstos ejercicios por tu cuenta.