El doctor Gregory House, o simplemente House, es arrogante, genial, e incluso divertido. Los complicados casos médicos que enfrenta su equipo hacen parte de un guión muy bien trabajado, pero eso no quita que la serie es todo House.

El papel principal de una de las series más exitosas de la televisión norteamericana no lo realiza una figura del mundo del entertainment howllywoodense. El actor es Hugh Laurie, un veterano del teatro inglés que había tenido pocos papeles destacados en el cine.

Personajes secundarios

Sin antagónicos, el mayor objeto de la antipatía de House es Foreman, un serio y ambicioso doctor que ve saboteada su vida y su carrera permanentemente por las intromisiones de su jefe. El equipo de los "viejos" de la serie lo completa Chase, un atractivo doctor australiano que estuvo casado con una doctora enamorada de House.

En las dos últimas temporadas el equipo de House fue totalmente nuevo: un doctor adicto al sexo, un joven misterioso que se suicida y una bella doctora bisexual quién sufre la enfermedad de Huntington. La esposa de Chase, el personaje de Olivia, la nueva en el equipo, sale temporalmente de la serie para regresar en ocasiones; al parecer el éxito de las serie las ha motivado a una carrera en el cine.

¿A quién quiere House?

House definitivamente no quiere o quería a su padre, quien murió en temporadas pasadas, y resultó no ser su padre biológico. Wilson, su mejor amigo y un par de años su compañero de apartamento, es la persona más cercana a House. También es la antítesis de House, amable, considerado y en permanente búsqueda de su pareja ideal.

Los actores de la serie no tienen una gran hoja de vida en el mundo del cine y la televisión, aunque Robert Lawrence Leonard fue uno de los miembros de "La sociedad de los poetas muertos". La doctora Cuddy (Lisa Edelstein), directora del hospital, y nueva novia de House, sí es una cara conocida en la televisión, aunque no por papeles estelares; se le recuerda como una travesti en Ally Mc Beal.

Temporada lenta y sin emociones

La séptima temporada tiene un equipo reducido: Foreman, Chase y el doctor Taub. Wilson ha regresado con una de sus ex esposas, y Cuddy ha iniciado una relación con House. La primera relación amorosa que vive el protagonista de la serie ocupa mucho tiempo cada capítulo, y le resta algunos de los atractivos de su personaje. En temporadas anteriores, su adicción, los problemas con su padre, su falta de ética, el regreso de su ex esposa, y hasta líos legales, conducían a que a pesar de su frialdad, su vida privada tuviera la misma intensidad de sus casos médicos. Además de la aburrida relación con Cuddy, no hay tensión sexual entre otros personajes de la serie, y algunos casos suelen apelar a la misma psicología de temporadas anteriores: matrimonios o relaciones entre padres e hijos disfuncionales.

La excelencia de House

El ganador del Oscar a mejor película extranjera, Juan José Campanella, fue director de algunos capítulos de "Dr. House" y reveló que cada capítulo lo escribe un guionista diferente, para lo cual se puede tomar todo un año, y también deberá reunirse con los guionistas de los demás capítulos.

Esto ha permitido que la serie no solamente sea exitosa entre el público, sino también entre la crítica. Muchos la mencionan para hablar del buen momento que vive la televisión estadounidense. Cabe destacar cómo logra en cada capítulo que los personajes estén bien definidos, entre las inquietudes y contradicciones de la vida de los pacientes con sus enfermedades. El público se conecta cada semana con un lenguaje complejo y se deja atrapar por la adivinanza de los casos, que es posiblemente una epidemia de hipocondría entre muchos de los televidentes.

Finalmente, se debe destacar la maravillosa banda sonora. El cabezote y el final de la serie permite oír una de las canciones más populares de la banda de trip hop Massive attack: Teardrop.