Aparcar en el centro de Madrid puede ser lo más parecido al infierno en la Tierra, y eso los madrileños lo saben. Pero para los que llegan a la capital de España de vacaciones puede desembocar en la desagradable sorpresa de un manojo de multas cuando vuelvan a su hogar.

Dentro de la M-30 de Madrid, no aparcar, estacionamiento limitado

Madrid es una urbe inmensa, con más de 5 millones de habitantes viviendo en ella. Eso significa que su centro es grande y en él no está permitido aparcar de forma indefinida.

¿Qué se conoce como centro de Madrid? Muy sencillo, toda el área metropolitana dentro de la M-30.

Todas las calles de Madrid que se encuentran dentro del anillo de la M-30 están señalizadas con líneas de aparcamiento verdes (Zona de Residentes) o azules (Zona de Estacionamiento Limitado). Esto significa que no se puede dejar el coche aparcado más que un tiempo limitado, so pena de ser multados.

Zona verde de residentes y zona azul de Madrid. Precios, horarios y tiempos de aparcamiento

Sin duda la zona verde es la más restrictiva y más cara. Está prohibido aparcar en ella desde las 9 de la mañana hasta las 8 o 9 de la noche de lunes a viernes. Y desde las 9 hasta las 3 de la tarde los sábados. En calles muy céntricas, los sábados por la tarde también sigue vigente, hasta las 9 de la noche.

Aparcar en zona verde de residentes cuesta entre 50 céntimos y 1 euro la media hora, estando además limitada la duración máxima del estacionamiento a una hora y media. Por tanto, quien llegue a Madrid de vacaciones hará bien en evitarlas, ya que aparcar en estas zonas supone una elevada inversión de dinero.

En cuanto a la zona azul, aparcar en ella en Madrid sigue siendo caro, pero más barato que la zona de residentes. Con horarios parecidos, pero con pausa entre las 2 y las 4 de la tarde entre semana, se permite aparcar un máximo de 4 horas y el precio oscila entre los 50 céntimos y el euro la hora.

Estrategias para aparcar con éxito en el centro de Madrid

Encontrar un hueco en el que aparcar el coche en Madrid es caro y complicado. Tan solo se recomienda hacerlo en los casos en que se llegue a horas cercana del fin de horario de la zona verde y la zona azul, por ejemplo a partir de las siete de la tarde.

Además, a esas horas es más fácil encontrar aparcamiento en Madrid, ya que mucha gente que trabaja en el centro se ha ido, mientras que los que trabajan fuera aún no han vuelto.

Lo mejor es evitar el casco antiguo y zonas de bares, donde además de tener que dar varias vueltas para encontrar un aparcamiento libre será necesario dar propina a los inevitables “gorrillas”. Sería realmente interesante una aplicación para iPhone o iPad con los mejores lugares para aparcar, pero por el momento no existe ninguna.

Más allá de la M-30 se puede aparcar gratis en Madrid

No en todas las calles, pero sí en la mayoría. La zona azul y la zona verde no ha rebasado la ahora llamada “Calle 30”, por lo que es posible aparcar justo pasada dicha arteria principal y luego usar el transporte público (autobuses, metro, cercanías) para llegar al punto de destino.

Dónde aparcar gratis cerca de la plaza de Toros de las Ventas

Algo de especial interés durante las fiestas de San Isidro, cuando se celebra en Madrid una de las ferias taurinas más importantes del mundo.

En este caso, y afortunadamente, la Plaza de Toros de las Ventas está justo al lado de la M-30, por lo que bastará con seguir por la calle Alcalá hasta cruzar el puente de Ventas y a partir de allí callejear hasta dar con un sitio libre.

De este modo es posible encontrar aparcamiento a pocos minutos a pie de la plaza, pero si por desgracia fuera necesario aparcar más lejos, siempre siguiendo la arteria de la calle de Alcalá y alrededores, conviene recordar que cada 300 metros aproximadamente hay una parada de metro de la línea 5. Las paradas son, desde Ventas:

  • Ventas
  • El Carmen
  • Quintana
  • Pueblo Nuevo
  • Ciudad Lineal
Con un tiempo en metro entre paradas de aproximadamente un minuto y medio.

Donde aparcar el coche cerca del estadio Vicente Calderón

Igual que en el caso de las Ventas, el Vicente Calderón, estadio histórico del Atlético de Madrid, está situado junto a la M-30 y el río Manzanares, por lo que es posible encontrar aparcamiento relativamente fácil al otro lado del río.

Desde donde se haya aparcado el coche se puede cruzar el río atravesando los varios puentes y pasarelas construidos recientemente pare el parque Madrid Río y llegar así a pie al estadio.

Aparcar cerca del barrio de la Latina (zona de copas, tapas y Rastro) los fines de semana

El barrio de la Latina es uno de los más famosos y castizos de Madrid por sus muchos bares de copas y tapas así como porque es donde se celebra el Rastro cada domingo. También es lugar de paso de varias Procesiones de Semana Santa de Madrid y un punto cercano a toda la zona centro de Madrid: Plaza Mayor, la Ópera del Teatro Real, la Puerta del Sol...

Aparcar en esta zona, sin embargo, es realmente complicado: gorrillas por doquier (“aparcacoches” que te enseñan dónde hay un sitio libre que tú ya has visto y que te exigen una “propina” para no rayarte el coche –en la más clásica tradición de la protección de la Mafia), atascos interminables, poquísimos sitios donde aparcar…

Sin embargo, es posible bajar por la calle Segovia hasta cruzar el puente sobre el Manzanares y aparcar más allá de la M-30 en los aledaños del Paseo de Extremadura, de donde salen multitud de líneas de autobús que en menos de cinco minutos conectan esa zona con el barrio de la Latina.