Se pone punto y final, al menos por el momento, a un auténtico culebrón mediático judicial que ha tenido en vilo a toda la clase política francesa. Más de tres meses durante los cuales el país ha seguido minuto a minuto todos los sobresaltos del caso en el que estaba involucrado el exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional.

El juez desestima todos los cargos

El juez del tribunal penal de Manhattan, Michael Obus, ha confirmado la petición de la fiscalía de desestimar los siete cargos que pesaban sobre DSK, entre ellos el de intento de violación y agresión sexual. El fiscal del distrito, Cyrus Vance, sostiene que no puede ir a juicio debido a las enormes fallas en la credibilidad de la presunta víctima, Nafissatou Diallo. Es el único testimonio del que dispone el fiscal sobre lo ocurrido el pasado 14 de mayo en la habitación 2806 del hotel Sofitel en Nueva York.

Cyrus Vance afirma que la limpiadora del hotel ha mentido antes, y a lo largo de la instrucción del caso, por lo que no puede probar "más allá de toda duda razonable" que el encuentro sexual fue "forzado y sin consentimiento". En otras palabras, la fiscalía confirma que sí hubo una relación sexual en esa habitación de hotel pero no puede demostrar que esta fuera un intento de violación como sostiene la presunta víctima. No se sabrá nunca lo que realmente pasó en esa suite de hotel.

Primeras declaraciones de Dominique Strauss-Kahn

El político francés ha llegado al tribunal acompañado por su esposa Anne Sinclair, su indefectible apoyo durante estos últimos meses. Era la tercera y última audiencia ante el juez para el político francés. Una audiencia muy breve, menos de una hora, de la que ha salido con semblante sereno, la cabeza alta y una sonrisa de satisfacción contenida. No ha habido declaraciones a la salida del tribunal pero sí pocos minutos después delante de la casa que el matrimonio alquila en Tribecca.

Allí, y delante de una nube de cámaras de televisión y fotógrafos, DSK ha pronunciado las primeras palabras públicas desde hace más de tres meses. " Es el final de un episodio terrible e injusto, ha dicho DSK en un tono muy grave. Me siento aliviado, por mi mujer, por mis hijos, por mis amigos y por todos aquellos que me han brindado su apoyo durante todo este tiempo. Todos estos respaldos han sido muy importantes. Estoy impaciente por volver a mi país pero todavía tengo varios asuntos que arreglar antes de poder viajar a Francia.".

Caso penal archivado, la denuncia por lo civil sigue su curso

Los abogados de la empleada de hotel, la guineana Nafissatou Diallo, han presentado una demanda por la vía civil para reclamar una indemnización al exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional. Se desconoce la cuantía reclamada por la demandante pero todo indica que será millonaria.

Nafissatou Diallo explica en la denuncia, presentada a principios del mes de agosto, que la agresión le ha provocado daños emocionales y mentales "de los que puede que nunca se recupere". El juicio podría tardar meses, incluso años, en llevarse a cabo. La demanda ha sido presentada en un juzgado del Bronx, el barrio en el que vive Nafissatou Diallo, y en el que viven muchos inmigrantes africanos. Un punto favorable para los abogados de Diallo, ya que los miembros del jurado serán elegidos entre los habitantes del Bronx.