Dolores Fuller nunca destacó por sus interpretaciones pero tiene un rincón en la memoria del cinéfilo por ser la pareja y musa del director de culto Ed Wood, considerado durante años uno de los peores realizadores de la historia del cine, aunque seguramente existen directores mucho peores que él.

Dolores Agnes Eble había nacido hace 88 años en South Blend (Indiana) y destacó por sus papeles en ‘Glen or Glenda’, ‘The Bride of the Monster’ o ‘Jail Split’, entre otras producciones de serie B. Murió el pasado 9 de mayo en su residencia de Las Vegas por culpa de un derrame cerebral. En las retinas de los espectadores está su jersey de angora que llevó en estos largometrajes.

El pulóver de angora

No era una mujer de una gran belleza pero su pulóver fue muy recordado. Hasta poco antes de su muerte todavía asistía a reuniones y convenciones sobre el cine de Ed Wood con su popular jersey. Su papel más recordado fue seguramente en 1953 el de Barbara en ‘Glen or Glenda’ (‘Yo cambié mi sexo’). En ella interpretaba a la novia de un hombre que tenía una debilidad: vestirse con ropas femeninas y básicamente con tejidos de angora. En aquella cinta apareció también uno de los grandes del cine terror pero en franca decadencia, Bela Lugosi, quien en los años treinta interpretó a Drácula, entre otros papeles.

La actriz norteamericana emigró de muy joven a California y ya fue seleccionada para hacer un papel de extra en la gran película de Frank Capra ‘Sucedió una noche’ cuando apenas tenía diez años. Durante mucho tiempo estuvo participando en papeles muy cortos o haciendo de doble de Dinah Shore.

Ed Wood

Hasta que a principios de la década de los 50 participó en un casting del estudio de Ed Wood Jr. El realizador quedó enamorado de la actriz. Y el pulóver de angora que se puso aquel día tuvo mucho que ver. Ed Wood también la dirigió en otra hilarante película, ‘Jail Bait’, junto a Steve Reeves, el culturista actor que después interpretó diversos ‘peplums’ en Italia en el papel de Hércules y otras caracterizaciones en las que no lucía precisamente sus dotes artísticos sino solamente los musculares.

Pero su relación con Ed Wood se fue resquebrajando. El realizador le dio todavía un papel en ‘Bride of the Monster’, en la que todavía participaba Bela Lugosi en un papel en el que simulaba luchar con unos tentáculos que no se movían. El presupuesto de estas cintas era ínfimo. Cuando Dolores Fuller abandonó a al director también fue dejando su carrera cinematográfica. Antes también había participado en ‘The Blue Gardenia’ de Fritz Lang o en ‘Attack of the Spider Woman’, un largometraje para olvidar.

Dolores Fuller y la música

Posteriormente se dedicó a la composición de canciones. Algunas de ellas tuvieron una cierta repercusión como ‘Rock-a-Hula, baby’, ‘I got lucky’ o ‘Do the clam’, que interpretó Elvis Presley y también ‘Someone to tell it to’ que cantó Nat King Cole. Incluso fundó el sello discográfico Dee Dee Records donde lanzó la carrera del cantante Johnny Rivers. En la gran película ‘Ed Wood’ que dirigió Tim Burton, Sarah Jessica Parker interpretó a Dolores Fuller. Después de esta cinta, algunos realizadores le ofrecieron papeles en filmes de serie B de los años noventa, como ‘The Ironbound Vampire’, ‘Dimensions in Fear’ y ‘The Corpse Grinders 2’.

Dolores Fuller estaba casada con el historiador del cine Philip Chamberlin y tuvo dos hijos, aunque uno de ellos murió prematuramente en el año 2004. Adiós a una actriz muy recordada para todos los amantes del cine de serie B de los años cincuenta y en particular de Ed Wood.