Similar al síndrome del túnel carpiano en el que el nervio mediano queda comprimido al pasar por su conducto del antebrazo a la mano, en el miembro inferior el nervio comprometido, llamado tibial posterior, queda atrapado en el conducto tarsiano al pasar de la pierna al pie.

Causas del síndrome del túnel tarsiano

Al pasar por el lado interno del tobillo, el nervio tibial posterior va acompañado tanto de tendones como de arteria y venas. Es en esta región, la retromaleolar interna, cualquier acontecimiento que inflame la zona despertará la sintomatología, tanto que afecten el continente (el conducto en sí) o el contenido (nervio, vasos y tendones).

Algunas causas son:

¿Cuáles son los síntomas del síndrome del túnel del tarso?

  • Sensación de hormigueo o parestesias en la planta del pie
  • Dolor de pie
  • Sensación de ardor o pinchazos
  • Disminución de la sensibilidad
  • Pérdida de tono muscular
  • Es posible observar en el lado interno del tobillo la tumefacción de la zona o el enrojecimiento
  • Los síntomas se exacerban durante la noche o durante una marcha intensa
  • Se alivian cambiando de posición el pie, masajeando la zona o con crioterapia y termoterapia alternadas

Síndrome del túnel tarsiano anterior

En algunos casos, el nervio afectado es el tibial anterior, que pasa por el cuello del pie en su camino descendente, pasando por debajo del ligamento anular anterior del tarso. Las causas y síntomas son iguales que en síndrome posterior, solo que la sintomatología se manifiesta sobre el dorso del pie.

Enfermedad de Thomas Morton

Otra de las neuropatías compresivas en el pie, es la neuritis o el neuroma de Morton. En esta afección, los nervios interóseos que discurren en el espacio entre los metatarsianos, se ven comprimidos generando hormigueos e intenso dolor a modo de fuertes pinchazos. Es unilateral, es decir, ocurre generalmente en un solo pie. El nervio más afectado es el ubicado entre el tercer y el cuarto metatarsiano. Una de las teorías que intenta explicar porqué es este el nervio comprometido con mayor frecuencia, es que en este espacio se genera una anastomosis o unión entre una rama del nervio plantar externo y una del plantar interno, situación que no sucede en los demás espacios interóseos.

Las causas probables son la presencia de un neuroma, el atrapamiento del nervio en el conducto anatómico que lo aloja o una alteración de la arteria que lo acompaña y que indirectamente le genere isquemia y falta de nutrientes.

El paciente debe detener la marcha, quitarse el calzado y mover los dedos o hacerse masajes para aliviar las molestias.

Como vemos, las alteraciones nerviosas en el pie se producen por compresión. No debemos olvidar también el pie diabético en el que la neuropatía diabética afecta la sensibilidad del mismo contribuyendo a infecciones y lesiones en la piel.