Existen varias versiones acerca del origen del árbol de navidad.

El árbol del universo

  • Una proviene del norte de Europa y habla de una antigua creencia germana, según la cual un árbol gigante sostenía al mundo y sus ramas a las estrellas, a la luna y al sol, de aquí la costumbre de poner luces a los árboles. Estos pueblos veneraban a los elementos de la naturaleza dándoles características sagradas.
  • Para celebrar el nacimiento de Frey, dios del sol y la fertilidad, los druidas, sacerdotes celtas, adornaban un árbol perenne, cerca de la navidad cristiana, al que llamaban Divino Idrasil que simbolizaba al árbol del universo, Yggdrasil, en cuya copa se erigía la morada de los dioses, Asgard, y el palacio de Odín, el Valhalla, mientras que en lo profundo de sus raíces estaba el reino de los muertos, Helheim. Al cristianizarse estos pueblos, se toma esta tradición para celebrar el nacimiento de Cristo dándole al árbol de navidad distinto significado.

San Bonifacio y el primer árbol de navidad

  • Otra versión le atribuye a San Bonifacio, misionero inglés (680-754), la creación del árbol de navidad. Según la leyenda San Bonifacio llega a alemania en el siglo VI y descubre que estos pueblos ofrecian a Yggdrasil sacrificios humanos, ante la imposibilidad de desterrar esta tradición la adoptó, dándole un sentido cristiano, haciendo que el árbol adornado fuera también un símbolo del nacimiento de Cristo. Decide entonces reemplazar a Yggdrasil por un pino que por sus características perennes simbolizaba el amor perpetuo de Dios hacia los hombres y lo utilizó para convertirlos al cristianismo transmitiéndoles a través de su forma triangular el concepto de la santísima trinidad (padre, hijo y espiritu santo). Esta relación pino-cristiandad fue el comienzo del nacimiento del árbol de navidad.

ärbol, regalos y estrellas

  • Otra historia habla de un generoso sacerdote que vivió hace 400 años en Alsacia, este sacerdote repartía todas las navidades a los más necesitados alimentos, ropas y dinero. Una hermosa noche estrellada se le ocurrió colgar los regalos en las ramas de un abeto próximo a la iglesia, para que los pobres pudieran disfrutar tanto de las estrellas como de los regalos mientras entonaban bajo el árbol cánticos sagrados, A partir de esa noche el árbol fue el centro de las fiestas navideñas.
  • La siguiente leyenda nos lleva a la Inglaterra del siglo XVIII, durante el reinado de Jorge III y nos cuenta que la esposa del rey, la reina Carlota en el año 1765, decidió instalar en uno de los salones más amplio del palacio un árbol de la pascua adornado con guirnaldas, luces, juguetes y regalos.

Un niño vestido de oro

  • Según esta leyenda, una noche muy fría de invierno, un anciano leñador y su esposa, cobijaron a un niño desvalido en su hogar, le dieron alimentos y albergue. En medio de la noche vieron como el niño se convirtió en un angel vestido de oro, este angel resultó ser el Niño Dios, quien para premiar la generosidad del matrimonio anciano les dió una rama de pino para que la plantaran, indicándoles que todos los años en la navidad daría frutos, esto se cumplió y cada navidad el árbol dá manzanas de oro y nueces de plata.

Difusión del árbol de navidad

La costumbre de colocar un árbol de navidad ya sea de pino o abeto en las casas data del siglo XVII, en Alemania, comenzando así su difusión.En el 1800 llegó a Finlandia, en 1846 a Inglaterra donde el principe Alberto (de origen alemán), para pasar la navidad como lo hacían en su país , coloca en el castillo de Windsor un enorme árbol de navidad, esta idea fue aceptada por todos y se propagó a la clase media y posteriormente a la clase trabajadora. Esta tradición fue llevada a los Estados Unidos por los inmigrantes con su posterior difusión por todo el mundo.

Cualquiera sea su origen sirve solo como historia para conocer cuando y como nació esta tradición del árbol de navidad. Lo importante es que se transformó en un símbolo de unión global en un período de tiempo tan importante para el mundo cristiano como lo es la navidad.