¿Te han invitado a una Fiesta de Carnaval en el último momento? ¿Te has decidido a disfrazarte para Carnaval pero crees que ya es tarde? ¿No encuentras nada que ponerte?

No te preocupes, existen mil y una soluciones de última hora para poder celebrar los Carnavales disfrazado como te mereces. Podemos hacer disfraces muy sencillos solamente recurriendo a materiales que todos tenemos en casa: chándales viejos, abrigos antiguos, papel de colores, calcetines o juguetes que ya no usan los niños.

Disfraz de científico loco

Un disfraz muy socorrido es el de científico, ¿quién no tiene una bata, unas gafas rotas y unos calcetines de colores? Si a esto le añadimos el pelo escardado o pintado con espray de colores, tenemos un disfraz de lo más original y rápido.

Un pintor muy pintoresco

Con la misma bata blanca o incluso una camisa de color claro, que no nos sirva, podemos emular al mismísimo Picasso. Solamente hace falta pintar un poco la camisa y hacernos con un gran pincel y una paleta de colores. Una boina le da el toque perfecto.

La Naranja Mecánica

Es muy divertido, ya que lo mejor es disfrazaros un grupo de igual forma. Con unos pantalones y una camisa blanca, unos zapatos oscuros, unos tirantes y unos calzoncillos blancos o color carne, iréis igual que los protagonistas de ésta película. Un bombín y un palo dan el toque siniestro. El maquillaje sería en un ojo solamente con unas pestañas muy espesas y el ojo delineado en negro.

Cat Woman

Un jersey o camiseta de manda larga y unos leggins negros bastarán para sacar nuestro lado más salvaje. Podemos hacer una cola de gato rellenando de algodón un calcetín oscuro que tengamos viejo y las orejas pegando dos trocitos triangulares de cartulina negra en una diadema. No nos podemos olvidar del maquillaje, una nariz y unos lindos bigotes.

Rock Star

Este disfraz es muy simple, coge unas gafas de sol, las más coloridas y llamativas que tengas, ponte una cazadora de color, unos jeans desgastados, una camiseta rota o roquera y serás una verdadera estrella del rock.

Hawaiana

Con unos papeles de colores podemos hacer una falda de hawaiana en un momento, solo tenemos que recortarlos en tiras. Añadimos una camiseta pegada en verde o azul claro y una cinta en el pelo, ala que podemos pegar unas flores y voila, ya tenemos nuestro disfraz hawaiano.

Medusa

Éste es uno de los disfraces más originales. Tenemos que vestirnos completamente en tonos blancos o celestes y buscar un sombrero de ala ancha o un paraguas. Cortamos en tiras papeles blancos y azules y los pegamos en el paraguas o en el sombrero de forma que caigan alrededor de nuestro cuerpo, emulando así las "patas" de la medusa.

Pirata

Es un clásico, ¿quién no se ha disfrazado de pirata alguna vez? Necesitamos unos pantalones vaqueros, unos calcetines de colores, una camiseta rota y un pañuelo. Los pantalones nos los remangaremos en una pierna y la otra la dejamos larga, así se ve el calcetín de colores, preferiblemente de rayas. La camiseta debe quedarnos ancha y el pañuelo lo anudamos en la cabeza, dejando largos los picos. Podemos variar este disfraz de según nos apetezca, añadiendo unas botas altas, una espada, un chaleco y una camisa ancha.

Como veis no hace falta gastar en materiales y disfraces en estos tiempos de crisis para poder ir genial al carnaval.