La variedad lingüística del español de Argentina presenta algunas diferencias fonológicas, verbales y léxicas. Cambia el uso de algunos tiempos verbales, aparece otra forma pronominal y algunas letras suenan distinto.

Letras con distinto sonido en el español argentino

Las letras c, s y z que en España tienen un sonido que las diferencia, en Argentina suenan igual y es lo que se conoce como seseo: pronunciación de la c delante de e e i, y de z como s, en palabras como cero, cifra y zoológico.

La letra “ll” suena como “ye”, gallina se escucha “gayina”, al igual que caballo, “cabayo” y calle, “caye”. Este fenómeno es llamado yeísmo.

El voseo argentino

La lengua española distingue en el caso de la segunda persona las formas tú para el trato informal y usted para el trato formal. Para la segunda persona del plural, la distinción formal/informal solo se mantiene en España: vosotros para el trato familiar y ustedes para el formal; en el resto de los países hispanohablantes, solamente se usa ustedes.

En el español de la Argentina para la segunda persona del singular informal se usa el pronombre vos, que exige terminaciones especiales del verbo en los tiempos presente del modo indicativo y en el modo imperativo. Así, en Argentina se dice vos pensás, frente al tú piensas del español y pensá vos, en vez de piensa tú.

El loismo en Argentina

El loísmo consiste en la sustitución del pronombre personal "le" (objeto indirecto) por "lo" (objeto directo).

Ante la pregunta ¿Lo conoces a Pedro?, un español responderá: Sí, le conozco; mientras que un argentino dirá: Sí, lo conozco.

Diferencias en los tiempos verbales

En Argentina, el pretérito perfecto es reemplazado por el pretérito indefinido: Esta mañana terminé el trabajo, en lugar de: Esta mañana he terminado el trabajo.

En el español de Argentina se prefiere el uso de la perífrasis verbal de futuro “ir a + infinitivo”, mientras en España se usa el tiempo futuro. Un argentino dice “voy a ir al cine”, mientras un español dirá “iré al cine”.

Palabras problema

Hay palabras que se escriben igual, que se pronuncian igual, pero que no se pueden usar igual en Argentina que en España.

Palabra / significado en Argentina / significado en España

  • Almacén / tienda de comestibles / gran depósito.
  • Currar / estafar / trabajar.
  • Droguería / lugar donde se venden drogas medicinales / lugar donde se venden productos de limpieza o pintura.
  • Piso / apartamento que ocupa una planta completa en un edificio / cualquier apartamento.
  • Prolijo / ordenado / largo, tedioso.
  • Pollera / falda / vendedora de pollos.
  • Yerba / producto para infusión / marihuana.
  • Zapatillas / calzado deportivo / calzado para andar en casa.

Argentinismos que figuran en el DRAE

  • Acoplado: vehículo que se remolca.
  • Alfajor: golosina formada por dos galletitas superpuestas rellenas con algún dulce.
  • Amansadora: larga espera.
  • Cadete: muchacho aprendiz.
  • Canillita: vendedor de diarios.
  • Coima: soborno.
  • Colectivo: autobús para el transporte de pasajeros.
  • Chaucha: judía.
  • Chirolas: monedas de poco valor.
  • Estampilla: sello postal.
  • Gaucho: hombre de campo.
  • Malla: traje de baño.
  • Mate: infusión.
  • Palangana: fuente.
  • Pibe: muchacho.
  • Pilchas: ropas.
  • Rulo: rizo del pelo.
  • Subte: metro.
Hablar un mismo idioma no equivale a utilizar las mismas palabras para todo. La unidad del idioma no se altera en absoluto por el hecho de que un español se zambulla en la "piscina" mientras un argentino se bañe en la "pileta".

El intercambio cultural entre los dos lados hispanos del océano Atlántico es cada vez mayor y las palabras circulan cada vez más desde un lado al otro.

En España, se están asumiendo vocablos como propios, aunque hayan sido inventados a miles de kilómetros de distancia.